ECHEVERRÍA | GESTIÓN Fernández destacó la clausura de la tosquera

 ECHEVERRÍA | GESTIÓN    Fernández destacó la clausura de la tosquera
El secretario de Gobierno de Esteban Echeverría resaltó el cierre de una “tosquera ilegal” que operaba en Monte Grande y advirtió que “en el distrito no hay posibilidades de desarrollo de estos emprendimientos”. De todos modos, remarcó que “para resarcir el daño ecológico habrá que gastar alrededor de cuatro millones de pesos”. “O hacen el club de campo o rellenan el predio con materiales biodegradables”, señaló Fernández.

El secretario de Gobierno de Esteban Echeverría, Ricardo Fernández, destacó ayer la clausura de una “tosquera ilegal” que funcionaba en Monte Grande por parte del Municipio y la Policía bonaerense aunque sostuvo que “para resarcir el daño ecológico habrá que gastar alrededor de cuatro millones de pesos”.

“En el distrito no hay posibilidades de desarrollo de estos emprendimientos, con lo cual veníamos denunciando este tema ante la provincia de Buenos Aires. Se actuó en conjunto y se decidió la clausura del establecimiento aunque hubiéramos preferido que las cosas se dieran más rápido porque venimos trabajando desde hace muchos meses”, indicó Fernández en declaraciones a Info Región.

El sábado a la madrugada, en un procedimiento en el que participó el intendente, Fernando Gray; el Municipio y la Policía, clausuraron una tosquera “ilegal” que funcionaba en el predio ubicado en la intersección de las calles Maipú y Colón, de Monte Grande.

Según informó la Comuna, la clausura de la tosquera que en su entrada exhibía un cartel que anunciaba la construcción de un "club de campo” se concretó tras una orden judicial dictada por el Juzgado Federal Nº 1, a cargo del Luis Armella.

De acuerdo a lo expuesto por Fernández, “existe un expediente que había sido autorizado por un empleado del gobierno anterior (a cargo del ex intendente Alberto Groppi) y luego aparecieron denuncias de vecinos del barrio La Victoria que hicieron que el Municipio actuara”.

“La obra comenzó por una autorización apócrifa, la persona que autorizó no tenía nivel para hacerlo pero se le dio curso. Puede haber elementos de corrupción en el medio aunque también puede haber una distracción de los funcionarios de turno porque a partir de la autorización municipal se le dio el visto bueno en Provincia”, aseguró.

Además, apuntó que “se verificó que la gente dueña del lugar no tributa en función de la actividad comercial que estaba en desarrollo” y detalló que “el emprendimiento para el cual estaba previsto el movimiento de tierra, esto es el club de campo, no existe y en cambio había una seria de ilícitos para con la comuna”.

En este sentido, el secretario de Gobierno aseveró que “esta gente movió tierras con un destino comercial y para resarcir el daño ecológico hay que hablar de una suma de cuatro millones de pesos”.

“Habrá qué ver que propuestas hay. Nosotros hablamos de un seguro de caución de la empresa aunque tapar eso no es sencillo, hay que hacerlo con materiales biodegradables. O inundan la tosquera para hacer el club o la rellenan con elementos que no sea basura sino materiales que sólo generen humus en su descomposición”, precisó.

De todos modos, el funcionario comunal minimizó el riesgo de los terrenos a cielo abierto y recalcó que “la tosquera está cerrada”.

Comentá la nota