ECHEVERRÍA | ELECCIONES 2009 Auguran un año “complicado” por la fragmentación del Concejo

 ECHEVERRÍA | ELECCIONES 2009    Auguran un año “complicado” por la fragmentación del Concejo
Las lógicas consecuencias de un año electoral en donde el oficialismo local se jugará gran parte de su futuro ya comenzaron a reflejarse en el Concejo Deliberante de Esteban Echeverría. Así, el panorama exhibe hoy cinco grandes espacios, con dos que responden al gobierno comunal. “Va a ser un año donde tendrá que prevalecer el consenso”, apuntaron desde el oficialismo.

Las lógicas consecuencias de un año electoral en donde el oficialismo local se jugará gran parte de su futuro ya comenzaron a reflejarse en el Concejo Deliberante de Esteban Echeverría. Es que a los típicos movimientos de los actores que buscan un lugar en las listas de octubre se le suman también los posicionamientos hacia afuera del distrito y prueba de ello es la gran fragmentación que habrá en el período legislativo que comenzará en marzo.

En tanto, desde todos los bloques auguran un año “complicado” aunque desde el oficialismo también destacan “la buena relación” entre los sectores.

El panorama permite observar cinco grandes espacios, algunos con sus divisiones internas. Así, el sector que más manos puede contar es el oficialismo gracias a que la alianza entre el intendente, Fernando Gray, y el ex jefe comunal Luis Obarrio ha superado hasta hoy todas las pruebas, contra los malos pronósticos que suelen elaborar los más críticos. Son cuatro concejales “propios” del PJ la base con la que cuenta Gray: el propio Obarrio, Julio Romero, la titular del Cuerpo, Analía Pérez y Valeria Bellizi, aunque existe mayor afinidad con las dos últimas.

El oficialismo también cuenta el respaldo de la edil de Libres del Sur, Grisel Tarsia, y el concejal del Frente para la Victoria, Daniel Saavedra, aunque en la última gran pelea en el Concejo, la rezonificación para la creación de un polo industrial, Tarsia hizo causa común con la oposición.

Además, Gray también tiene el respaldo de los concejales de Hacer por Buenos Aires, Julio Rodríguez y Gregoria “Pachi” Torres. Sin embargo, la ajustada mayoría con la que contaba el oficialismo podría caerse debido a que el otrora espacio oficialista del Partido de la Victoria, con Ramón Vallejo y Roberto Devoto, comenzó a jugar con el ex gobernador de Buenos Aires, Felipe Solá.

Según Rodríguez, “va a ser un año complicado hasta que cada uno encuentre el rol y el partido por el que va a actuar” aunque remarcó que “lo positivo es que hay una buena relación con otros sectores”.

“Desde el diálogo se puede llegar a los consensos. Va a haber mucho debate y hasta quizá algunos proyectos no lleguen a ver la luz aunque confío en que la oposición no va a trabajar para hacerle la vida imposible al Intendente porque hay muchos sectores que sí aplican el sentido común”, apuntó el edil de Hacer por Buenos Aires.

Por su parte, la oposición se verá reflejada en Unión Celeste y Blanco, que ya inició conversaciones con el PdV para armar un interbloque, la Coalición Cívica, que carga sobre sus espaldas la división entre Unidad Comunal y el ARI, y el vecinalismo.

Temi, por su parte, también coincidió con Rodríguez en que va a ser “un año en donde tiene que prevalecer el consenso” y subrayó que “nadie va a poder ejercer una presión para tener una mayoría”.

“Muchas veces el consenso fue obligado pero en otras, no. Creo que ahora van a tener que hacer el esfuerzo porque hasta ahora solo tienen unos pocos concejales propios. Es un año de reacomodamientos políticos y creo que cada concejal va a tener que desempeñar un rol más jugado de el que venía haciendo”, aseguró.

No obstante, desde la oposición también remarcan que “por ahora” el “consenso no se vio”. “Fue más una necesidad, no una voluntad. Si el Intendente no recurre al diálogo y sigue con la tesitura de imponer las cosas, se le va a complicar el año”, concluyó una fuente del sector.

Comentá la nota