Echeverría dijo que los subsidios son insuficientes y no resuelven el problema de la rentabilidad

El anuncio de la presidente Cristina Kirchner no conformó a los dirigentes del campo. Juan Echeverría, quien conduce FAA Entre Ríos, dejó en claro que la rentabilidad no está resuelta.
El anuncio de la presidenta Cristina Kirchner no conformó al campo. Por lo menos así lo hizo saber el dirigente de la Federación Agraria Argentina (FAA) Entre Ríos, Juan Echeverría, quien aseguró que “los subsidios son absolutamente insuficientes” y, por otra parte, “no se resuelve el problema de la rentabilidad”.

También advirtió que la crisis internacional “va a llegar sin ninguna duda, porque el superávit fiscal de crecimiento estaba basado esencialmente en un commodities que es el valor de la soja”, cuyo precio internacional cayó significativamente.

Además advirtió que la crisis internacional “va a llegar sin ninguna duda, porque el superávit fiscal de crecimiento estaba basado esencialmente en un commodities que es el valor de la soja”, cuyo precio internacional cayó significativamente.

El gobierno anunció ayer que destinará 200 millones para paliar los problemas de los productores por la sequía. ”Son absolutamente insuficientes, no alcanzan ni para el 3 por ciento de la población rural a la cual debería llegar”, sostuvo el dirigente rural.

“No se resuelve el problema de la rentabilidad, puesto que no hay un plan ganadero, no hay una liberación de exportaciones de carnes, y, los subsidios, van dirigidos a sus amigos, a través de los gerentes concentradores que tiene el Gobierno que son el Oncaa, con Ricardo Echegaray, y la secretaría de Comercio Interior, con Guillermo Moreno”, opinó.

Según precisó “en la Argentina está más de la mitad del rodeo afectado por la sequía. Entonces, si se dividen los 150 millones con alrededor de 25 millones de cabezas o 30 afectadas por el tema de la sequía, ahí se ve que es absolutamente insuficiente”. Lo mismo en lo que respecta a los 50 millones para la emergencia de trigo.

Tampoco hubo en el anuncio referencia a las retenciones, “con un precio que ha caído hasta el 60 o 70 por ciento con respecto a lo que estábamos el 11 de marzo”, explicó. Y advirtió: “La situación es totalmente distinta. Antes discutíamos qué hacíamos con la ganancia, hoy estamos en una situación de pérdida con el precio de los commodities internacionales en general”.

Según el dirigente de la FAA, ayer se anunció “por quinta vez” la creación de una Subsecretaría de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar. “La anterior fue antes de la elección de Cristina Kirchner en Parque Norte, con bombos y platillos y presupuesto incluido que nunca se aplicó”.

“Hoy se vuelve a anunciar con un presupuesto que cuando lo vemos parecen que van a largar plata para los microproductores, pero en realidad es la suma de los presupuestos ya existentes para todos los planes de existen. Es decir que en definitiva es englobar todo en una sola cosa y anunciarlo. Una vez más miente, miente, miente que algo queda”, cuestionó.

Sostuvo además que no percibió en el Gobierno “ningún gesto de apertura al diálogo. Cómo puede uno sentarse a dialogar en base a una mentira que uno automáticamente puede refutársela”, dijo.

En cuanto a la crisis internacional, Echeverría advirtió que llegará “sin ninguna dudas a la Argentina porque el superávit fiscal de crecimiento estaba basado esencialmente en un commodities que es el valor de la soja, cuyo precio pasó de 600 a 340 dólares”.

Consideró necesario “desarrollar un blindaje en el mercado interno que nos permita afrontar la crisis internacional”.

Frente a este panorama, “tendríamos que realmente sentarnos todos en seriedad a dialogar cómo le ponemos el pecho. Ahora en vez de discutir cómo repartimos riqueza tendremos que ver cómo le ponemos el pecho, sobre la base de que los 40 millones de argentinos coman a panza llena”, agregó.

En su visión, “tenemos que desarrollar un mercado interno muy fuerte que nos permita a nosotros vender con precios de razonable rentabilidad y que nos quede un excedente para exportación, que nos va a quedar, y ya no va a importar tanto a qué precio lo vendés y de ahí saldrán los recursos que necesitamos para salud, educación, etc. Pero sobre todo que la panza de los argentinos esté llena que esa es la forma de blindar un país ante la crisis internacional”, concluyó. (APF)

Comentá la nota