ECHEVERRÍA | FIN DEL CONFLICTO - La Comuna y los trabajadores municipales llegaron a un acuerdo

Tras una semana de cese de actividades, el secretario de Gobierno, Ricardo Fernández, confirmó que habrá un aumento para los trabajadores municipales que rondará el 16 por ciento a partir de noviembre, y que será retocado en enero. “El intendente Fernando Gray cumplió con lo que había firmado en julio pasado”, apuntaron desde el gremio.

El conflicto entre el municipio de Esteban Echeverría, conducido por el intendente Fernando Gray, y el Sindicato de Trabajadores Municipales local, se destrabó finalmente luego de que ambas partes acordaran un incremento salarial del 16 por ciento que comenzará a regir a partir del mes en curso.

Después de una semana de cese de actividades y de toma del edificio municipal por parte de los trabajadores, el secretario de Gobierno, Ricardo Fernández, confirmó que la negociación se cerró “en un poco más del 16 por ciento de aumento, ya que se otorgará un 9 por ciento en septiembre más un 7 por ciento en noviembre que son remunerativos”.

“Además, hay un incremento en diciembre de un 5 por ciento, y luego en enero y febrero habrá otro pequeño ajuste por diferencias en los montos que tendrían que haberse otorgado en agosto, momento en el que pensábamos que iba a estar aprobada la nueva ordenanza fiscal”, apuntó el funcionario.

En tanto, el secretario General del Sindicato, Adrián Gouin, coincidió en las cifras, y remarcó que “corresponden a lo que en julio habían firmado Gray y la Federación Bonaerense de Trabajadores Municipales en el Ministerio de Trabajo de la Provincia”.

Según pudo saber Info Región, las negociaciones entre ambas partes, más representantes de la Confederación General del Trabajo(CGT), se extendieron hasta la madrugada de ayer en las oficinas que Gray dispone en el Palacio Municipal.

En ese marco, Fernández dejó en claro que el aumento fue posible gracias a que avanzó en el Concejo Deliberante el tratamiento de la ordenanza fiscal e impositiva ya que, según dijo, “de otro modo hubiese sido imposible una solución”.

“Pretendemos aprobarla porque es una herramienta que permite endeudarnos. Sin eso no había manera, con la coparticipación no había posibilidades de acuerdo”, insistió.

No obstante, Gouin advirtió que “si el acuerdo no está rubricado, el problema va a continuar” y remarcó que en caso de que la firma del Intendente no aparezca en los documentos “habrá un nuevo cese de actividades”.

El representante del Sindicato fue por más y adelantó que la asamblea de trabajadores que se reunió el lunes decidió también “hacer una petición para que haya otro acuerdo el año próximo, y se revean los ascensos y recategorizaciones”.

Con todo, Fernández intentó calmar las aguas y señaló que “ccorresponde que las partes que han hablado seriamente vuelquen por escrito todo lo charlado”.

“Gray firmará el acuerdo de un momento a otro, se respaldará la palabra empeñada. El municipal es un elemento imprescindible para dar respuestas a la comunidad, y el hecho de que la gente esté depreciada no es grato. Esperamos que antes del término del mandato los trabajadores estén recuperados por la dignidad de su familia”, concluyó Fernández.

Comentá la nota