ECHEVERRÍA | CONCEJO DELIBERANTE El Municipio adhirió al Fondo Social Solidario

El Concejo Deliberante de Esteban Echeverría convalidó ayer por mayoría y en sesión extraordinaria la adhesión al fondo que coparticipa los dineros provenientes de las retenciones a las exportaciones de soja. "No importa de donde venga la plata", argumentaron desde el oficialismo. Además, se le dio el visto bueno a la recomposición salarial para los trabajadores municipales.

El Concejo Deliberante de Esteban Echeverría convalidó ayer por mayoría y en sesión extraordinaria el convenio entre la provincia de Buenos Aires y la Municipalidad concerniente a la creación del denominado "Fondo Solidario", herramienta por la cual el Gobierno nacional coparticipó los dineros provenientes de las retenciones a las exportaciones de soja.

El proyecto contó con el respaldo de 17 concejales, mientras que la edil del ARI- Coalición Cívica decidió rechazarlo. "Con esto el Gobierno intenta tapar lo que él mismo empezó. Además, lo que llega a los municipios no es el 30 por ciento como está estipulado, sino un 16 por ciento", apuntó Gramajo.

De todos modos, la polémica iniciativa se llevó varias críticas del resto de la oposición, como por ejemplo, la que expuso la concejal del vecinalismo Marta Mangas, que, a pesar de su apoyo, aseguró que no está de acuerdo "(con el lugar)de donde provienen los fondos".

"Más allá de que la idea es contribuir a la infraestructura de los municipios no debe haber presiones hacia los intendentes, sino que lo que hay que hacer es pelear por la coparticipación de Buenos Aires. Esto es una dádiva, una compra de municipios", apuntó la edil.

Las palabras de Mangas y Gramajo fueron acompañadas por las del concejal de peronismo disidente Néstor Pulichino, que además pidió que los protocolos adicionales que conlleve el acuerdo sean tratados por el Cuerpo.

"Bienvenida la plata de donde sea", fue la defensa del oficialista Daniel Saavedra, que pidió la aprobación del acuerdo, que finalmente se hizo con las modificaciones propuestas por Pulichino.

El otro gran tema que generó debate en la reunión legislativa de ayer fue el proyecto enviado por el Departamento Ejecutivo que contempla, luego de semanas de negaciones, una recomposición salarial para los empleados municipales. Dicha recomposición equivale a un adicional no remunerativo del 15 por ciento de sueldo básico para los trabajadores de las categorías de uno a seis, un incremento del 10 por ciento para los de categoría 7 y un 13 por ciento para aquellos que superen el cargo de Director General.

Además, la recomposición prevé 150 pesos en concepto de presentismo para los empleados con una carga horaria de 35 horas y de 180 pesos para los de 42 horas. Sin embargo, a pesar de que fue aprobado por mayoría, este proyecto también cosechó quejas de la oposición.

El vecinalista Pablo Losada señaló que "se puso condiciones al aumento para los trabajadores al momento de la aprobación del incremento de tasas cuando se definió que el 70 por ciento de lo recaudado iba para sueldos y el 30 por ciento para insumos en el área de salud".

"La plata está y además el incremento es insuficiente, es discriminado y acorta las posibilidades de las categorías más bajas", apuntó Losada.

En tanto, el concejal de Unidad Comunal Jorge Bosque señaló que el aumento "es un paliativo" y remarcó que "se debe reunir la junta de calificaciones".

La defensa de la iniciativa de Gray llegó de la mano de la edil Valeria Bellizi que recordó que "cuando Gray asumió en diciembre del 2007 los empleados no habían cobrado sus salarios".

En tanto, con respaldo unánime, fue aprobado el proyecto presentado por la concejal de Libres del Sur, Grisel Tarsia, que fija el boleto gratuito en líneas de transporte público comunales para embarazadas de bajos recursos.

Además, fue girado a la comisión de Legislación el proyecto presentado por el mismo bloque para que el personal de las unidades sanitarias del distrito llame por el nombre adoptado por ellas mismas a las personas transexuales.

De todos modos, quedó postergado el tratamiento de la rendición de cuentas correspondiente al ejercicio del 2008 a pesar de que estaba incluido en el orden del día. "Quedó para otro momento, el tema está duro y el clima político no ayuda", confió una fuente del oficialismo.

Comentá la nota