ECHEVERRÍA | CONCEJO DELIBERANTE Aprobaron la nueva ordenanza fiscal

En el marco de una sesión extraordinaria, el Cuerpo deliberante de Esteban Echeverría aprobó ayer por mayoría la ordenanza preparatoria de la nueva fiscal y tributaria del ejercicio 2008 que, entre sus rasgos principales, establece una rezonificación del distrito y fuertes gravámenes al sector comercial. Ahora, la iniciativa deberá ser tratada en Asamblea de Grandes Contribuyentes.

El Concejo Deliberante de Esteban Echeverría convalidó ayer por mayoría la ordenanza preparatoria de la nueva fiscal y tributaria correspondiente al ejercicio 2008, en el marco de una sesión extraordinaria.

La iniciativa contó con el respaldo de los concejales que conforman el bloque oficialista del Frente para la Victoria – Partido Justicialista y prevé una rezonificación y un aumento de tasas que desde el Ejecutivo calificaron como imprescindible para dar respuesta a la demanda de recomposición salarial que exigen los trabajadores municipales.

Al proyecto original y por pedido de la oposición, que había salido con despacho favorable de mayoría de la Comisión de Hacienda y Presupuesto, se le realizaron dos reformas: una cláusula que garantiza que lo recaudado será destinado a un incremento salarial para los trabajadores municipales y la extensión en noventa días del plazo de intimación prevista en la ordenanza con el propósito de actualizar y normalizar la actividad comercial del distrito.

Dado que ninguna alteraba la esencia del expediente, el oficialismo avaló la incorporación de ambos puntos al proyecto original enviado desde la cartera que encabeza Verónica Ferrari.

Aunque, el gesto de la bancada afín al intendente Fernando Gray no alcanzó para sumar voluntades en la oposición que, con argumentos distintos, votó contra la nueva ordenanza fiscal y tributaria.

Desde el vecinalismo, la Coalición Cívica y la alianza ARI-Coalición Cívica rechazaron la propuesta del Ejecutivo por considerar “desmedido el aumento de tasas”, mientras que desde Unión Celeste y Blanco reconocieron la necesidad de responder al pedido de aumento de sueldo de los trabajadores municipales pero también consideraron improcedente la suba de tributos, sobre todo en el área comercial.

“Resulta claramente inequitativo pretender recaudar en exceso desde el comercio local para satisfacer la justa demanda salarial del personal municipal”, indicó al respecto el edil Néstor Pulichino.

En tanto, el concejal Jorge Bosque, desde el sector más duro que planteó la cláusula de que lo recaudado sea destinado a la mejora en los haberes de los empleados que dependen de la comuna, reconoció en el recinto la decisión del oficialismo de hacer oídos a su planteo pero aclaró que su incorporación no era necesaria para cambiar la decisión de su bloque.

Con media sanción, ahora el proyecto volverá a tratarse en quince días en el marco de una Asamblea de Concejales y Grandes Contribuyentes. De contar con el respaldo de la mitad más uno del Cuerpo, la nueva ordenanza fiscal y tributaria quedará convalidada.

Comentá la nota