Echegaray: "El blanqueo y la repatriación no se prorrogan"

El titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). Ricardo Echegaray, señaló que 112 mil contribuyentes ingresaron al acuerdo fiscal impulsado por el Gobierno nacional y confirmó que el próximo lunes vencerá la posibilidad de acogerse al régimen sin posibilidad de prórroga.
Echegaray señaló que, cuando se sancionó la Ley 26.476 que permitió la implementación del acuerdo fiscal, a fines del año pasado, se tomó la decisión de instrumentar un mecanismo excepcional y extraordinario.

Del acuerdo fiscal, hicieron uso para las regularizaciones impositivas y previsionales, 112 mil contribuyentes destacó el titular de la AFIP y sumó otro dato, que contra la caída laboral que acompañan las crisis el plan de blanqueo laboral y de promoción de empleo ha dado 313 mil empleos registrados nuevos.

El funcionario formuló estas precisiones en el marco de la Quinta Convención de la agroindustria textil, de indumentaria y diseño argentino Pro Textil.09 que se realiza en el predio de la Sociedad Rural, al que fueron convocados la ministra de Producción, Debora Giorgi; la titular del Banco Nación, Mercedes Marcó del Pont y el secretario de Relaciones Internacionales de la Cancillería, Alfredo Chiaradía.

El blanqueo y la repatriación de capitales es una gran oportunidad que le dio el Gobierno a los contribuyentes, a aquellos que tuvieron renta oculta, bajo la alfombra . El acuerdo vence el 31 de agosto y no analizamos ningún tipo de prórroga. Voy a ser categórico, termina en cuatro días, fue una medida excepcional y extraordinaria, afirmó.

Echegaray cuestionó en ese punto a los dirigentes que utilizaron el camino de París y denunciaron la norma ante el Grupo de Acción Fianciera (GAFI) el organismo internacional sobre control de lavado de dinero pese a que la ley había seguido el camino democrático, y fue aprobada por el Congreso.

La OCDE y el GAFI han considerado que el marco legal es sólido y que va a ser tenido en cuenta por otros países y valoró otras visualizaciones, como que se trata de una ley de carácter extraordinario, destacó y convocó a adherirse en los pocos días que restan con su declaración vía internet y sólo con clave fiscal.

El titular de la AFIP convocó además a empresarios y trabajadores asumir el gran desafío de poner en el congelador las discusiones sin sentido porque tenemos la oportunidad de volver a crecer, porque el escenario económico así lo está permitiendo.

Echegaray remarcó que el período de gobierno que comenzó en 2003 con Néstor Kirchner apostó al desarrollo productivo nacional y frente a algunos discursos que son buenos, pero en lo académico defendió el sostenimiento de instrumentos sólidos para la industria nacional, donde se pone en juego la economía real.

Destacó el sistema de control en Aduana, la implementación de los valores criterio - un instrumento que vale la pena seguir fortaleciendo- y convocó a los empresarios a considerar a la AFIP como una mano amiga y colaborar con el perfeccionamiento de los sistemas de control.

Deben articularse los procesos para qe el exportador argentino no se encuentren novedades a la hora de sacar la mercadería. Vale la pena juntar las cabezas y realizar una alianza estratégica para asegurar flujos rápidos y constantes, ponderó.

Echegaray también avanzó sobre otra recomendación, acorde con la concordancia de la Argentina con las recomendaciones del G-20 que pide aplicar políticas para disuadir que no se utilicen bancos con asientos en paraísos fiscales o triangular con países que tienen opacidad o no tienen intercambio de información en las operaciones de comercio exterior.

Necesitamos que la operación sea segura y transparente. No queremos perder la renta del comercio exterior que genera la producción nacional ni que haya operadores de comercio exterior, grandes generalmente, que se olviden las rentas en el exterior, que muestren menos ganancias o las dejen fuera del país, afirmó.

Finalmente, planteó que la Argentina necesita más inclusión, más producción y que la inversión se haga en el país. Estamos dentro de un proyecto político a favor de la industria nacional.

Comentá la nota