Echazú confía en que Nación proteja la producción nacional

El Ministro de Trabajo aseguró que si bien existe incertidumbre desde el sector gremial en torno a la situación de las industrias radicadas en Tierra del Fuego debido a la crisis financiera global, desde el Gobierno Nacional se adoptarán «salvaguardas respecto de la producción nacional». Dijo que en este sentido junto al Ministerio de Trabajo de la Nación se trabaja en la «concertación de lineamientos sobre cómo actuar en situaciones que puedan presentarse».
«Si bien no hay que hablar de crisis porque en lo real no estamos ante una crisis todavía, lo que uno prevé es que habrá un impacto negativo en el mundo del trabajo porque comienza a suceder a nivel mundial, pero en nuestro país las cifras reales del último relevamiento muestran que se registra un nivel de empleo sin antecedentes en la Argentina», indicó ayer el ministro de Trabajo, Marcelo Echazú, al ser consultado sobre la preocupación del sector industrial fueguino por los efectos de la recesión nacional.

Echazú señaló que en la reunión mantenida días atrás con su par de Nación, Carlos Tomada, «parte de lo que se dialogó tuvo que ver con que la Nación tomará salvaguardas respecto de la producción nacional, y en ese sentido está incluida Tierra del Fuego», recordando que las industrias fueguinas «ofrecen productos que se venden en el norte del país y algunos de ellos pueden sufrir la competencia desmedida por parte de productos importados de otros países, por lo que se está trabajando en esto para proteger la industria nacional y darle así un poco de aire».

«La decisión, tanto a nivel nacional como local, es aplicar a rajatabla el procedimiento preventivo de crisis, es decir, no permitiremos que ninguna empresa despida personal si no cumple con la totalidad de las normas legales, y dentro del marco de este procedimiento preventivo de crisis haremos todo lo necesario para evitar que se produzcan despidos», enfatizó.

Para ello, Echazú remarcó que, de ser necesario se convocará a las empresas que encaren despidos en el ámbito del Ministerio de Trabajo «y se les pedirá una serie de elementos y pruebas a considerar, tratando de arrimar soluciones para que la decisión que se tome sea la menos traumática posible».

«Hoy a la mañana estuve reunido con la Unión Obrera Metalúrgica de Ushuaia, que agrupa alrededor de 900 trabajadores, y me estuve interiorizando de la situación en esta ciudad; intercambiando ideas y previendo cuestiones futuras que puedan llegar a suceder, pero la realidad concreta de las empresas electrónicas es muy variable según la empresa de la que estemos hablando», señaló.

Echazú opinó que al existir «situaciones muy cambiantes, según de las empresas de las que estemos hablando, todavía es muy temprano para saber exactamente cómo repercutirá en cada sector esta crisis que, vuelvo a repetir, hoy es mundial, y no creo que vaya a repercutir en una crisis nacional».

«Seguramente tendrá una repercusión desfavorable en cuanto al índice de actividad que tuvimos en los últimos años, pero insisto en que se trabaja para que los efectos sean los menores», finalizó.

Comentá la nota