Lo echaron a Tiburón Blanco del gobierno nacional y ahora tendrá que hacer cola

"Soy un desocupado más", se quejó amargamente ante sus amigos el ex senador provincial Juan Amondarain, más conocido como "Tiburón Blanco", ya que "cada tanto se come un hombre", cuando se enteró de que había sido desplazado de su cargo como Subsecretario de Relaciones Institucionales de la Jefatura de Gabinete de la Nación.
Se supone que a Tiburón lo rajaron por su alianza en La Plata con el intendente Pablo Bruera, quien mandó a cortar boleta para perjudicar las chances de Néstor Kirchner en las últimas elecciones, pero otros afirman que "no tenía sintonía", con el nuevo Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, ya que Amondarain había ingresado a su cargo de la mano de Sergio Massa, otro sospechado de cortar boleta a favor del empresario Francisco De Narváez.

También es cierto que Aníbal mantiene una férrea amistad con el ex intendente platense y nuevo ministro de Justicia Julio Alak, un ferviente defensor de la causa K, quien mantiene una enemistad de años con Amondarain, quien lo traicionó para irse a los brazos de Pablo Bruera.

Cuatro veces intendente de La Plata, de donde se fue dejando algunas causas pendientes con la justicia, su eficaz y obediente trabajo en Aerolíneas Argentinas, sumado seguramente a su fama de hábil negociador, le abrió a Julio Alak el paso al Ministerio de Justicia, algo que él percibe como una puerta de entrada a la política mayor.

Mientras Alak consiguió nuevo empleo, Tiburón Blanco ahora tiene sus tiempos libres para dedicarse a sus otros hobbies, que nada tendrían que ver con la política, sino con el amor apasionado entre personas del mismo género. Deberá ir a la cola, algo que al "Tío" no le disgusta para nada. (www.agencianova.com)

Comentá la nota