Echaron a 872 policías por actos de corrupción

A través de investigaciones iniciadas desde la Auditoría General de Asuntos Internos, el ministerio de Seguridad bonaerense expulsó de la Policía a 872 efectivos por actos de corrupción en los últimos dos años, cuando además se iniciaron 14 mil causas en este marco.
Así lo informó ayer el titular de esa cartera, Carlos Stornelli, quien en declaraciones periodísticas explicó que "se han cuadruplicado las investigaciones" de este área. "Cuando ha expulsado gente de la fuerza, se lo hizo con motivos y con derecho a defensa, no como se hacía en el pasado", agregó el funcionario.

De acuerdo a los datos oficiales, en los últimos dos años, fueron expulsados de la fuerza 872 policías, lo que equivale al 1,6 por ciento de los efectivos que realizan tareas en actividad.

En ese marco, el propio Stornelli admitió que Asuntos Internos ha adquirido una actividad que él "no había conocido antes". En ese sentido, las estadísticas revelan que entre 2004-2007, durante la gestión del ex ministro León Arslanián, se realizaron 7.758 investigaciones internas por actos de corrupción dentro de la fuerza policial, y entre 2008 y 2009 se iniciaron 13.619, un 75 por ciento más.

Además, de ese total, más del 66 por ciento de las investigaciones comenzaron con denuncias de la propia policía.

"Por supuesto que los primeros que se marchan son los inservibles. Se les ha aceptado la renuncia a 30 o 40 funcionarios y de Asuntos Internos fueron muy poquitos", agregó Stornelli.

El titular de la cartera de seguridad bonaerense negó que haya existido un achicamiento en el personal destinado a las investigaciones internas.

"Hay una política que tiene que ver con una orden directa del gobernador Daniel Scioli de reducir la planta civil del ministerio. Por supuesto que los primeros que se marchan son los inservibles. Se les ha aceptado la renuncia a 30 o 40 funcionarios y de Asuntos Internos fueron muy poquitos", dijo.

Según la política de la cartera, la división de asuntos internos "tiene por función el control, la prevención, la investigación y la sanción de conductas que impliquen abusos funcionales o faltas éticas graves respecto de cualquier integrante" de la policía.

Para Stornelli, el trabajo de Asuntos Internos "resulta estratégico dentro del actual Plan de Seguridad y para combatir con planes de acción concretos viejas prácticas corruptas y, a la vez, promover un persistente mejoramiento de los policías".

Otras sanciones y actividades de la división son las suspensiones, desafectaciones del personal y las inspecciones a las distintas comisarías.

Según las estadísticas, durante 2008-2009, fueron suspendidos 2.252 policías, un 60 por ciento más que en la gestión anterior.

También aumentaron las inspecciones a seccionales policiales en las cuales se sospecha que pudieron haber incurrido en irregularidades ya que se pasó de 1.035 en la gestión de Arslanián a 1.737 bajo la órbita de Stornelli.

Mientras que los efectivos desafectados de sus cargos y bajo investigación judicial fueron 1.779 en los años 2004 al 2007, cuando entre 2008-2009 fueron 1.807.

Los primeros desafectados de este año fueron dos policías que el fin de semana pasado participaron de un tiroteo con delincuentes pero en el que murió un inocente, en Don Torcuato.

El ministro Stornelli destacó que la policía bonaerense es "la fuerza más antigua y numerosa del país" y que "ha conocido mayores niveles de corrupción de los que tiene hoy en día".

"Esperemos que cada vez tenga menos niveles de corrupción. Cada día tenemos una policía mejor y cada día va a ser mejor. Yo estoy como garantía para que eso suceda", expresó el funcionario provincial.

Y concluyó: "Estoy convencido de que dentro de esta institución tenemos de los mejores policías que se pueden encontrar en la Argentina".

Comentá la nota