Echan a pesquisa de los Economiagates

El director de Sumarios del Ministerio de Economía, Sergio Rodríguez, fue forzado a renunciar ayer a su cargo, en medio del recambio de personal que atraviesa la cartera, luego del aterrizaje de Amado Boudou. La diferencia en este caso es que el ex investigador de la Oficina Anticorrupción fue uno de los funcionarios claves en la investigación de numerosos supuestos pagos fraudulentos que el Estado argentino habría pagado a empresas como el grupo Greco, el grupo de reaseguradoras Accolade Pool y astilleros como Mestrina, por una suma que ronda los $ 1.500 millones.
El nuevo subsecretario Legal y Administrativo, Benigno Alberto Vélez (el segundo funcionario que asumió con la llegada de Boudou al ministerio el 29 de julio pasado) le habría pedido la renuncia a Rodríguez, para llevar a «alguien de confianza» a su puesto. La medida provocó cierto revuelo en el ámbito económico judicial, ya que Rodríguez es un investigador de carrera que no mereció reproches en su tarea. De hecho, fue justamente por esa reputación que fue convocado como director de Sumarios del Ministerio, para revisar todos los pagos que el Estado había hecho a empresas y verificar si correspondían o no hacerlos.

La explosión del caso Greco en plena votación del Presupuesto en el Senado, en diciembre de 2006, abrió una profunda investigación en la cartera, que derivó en la indagación de otros pagos que presentaban una modalidad parecida y/o los mismos protagonistas, como el supuesto pago fraudulento al grupo de reaseguradoras Accolade Pool por $ 54 millones o los supuestos pagos ilícitos a Astilleros Ortholan y Astilleros Mestrina. Estos últimos tendrían como impulsores de los desembolsos al empresario croata Johann Holjevac y al ex director de Administración y ex subsecretario de Administración y Normalización Patrimonial, Juan Cayetano Intelisano, según denunció el ex fiscal de Investigaciones Administrativas, Manuel Garrido.

Una vez que se destapó el caso Greco, en el que el Ministerio de Economía (entonces a cargo de Felisa Miceli) pretendía pagar en bonos $ 587 millones para cerrar un reclamo histórico de la empresa que, luego se descubrió, no correspondía, Rodríguez armó un equipo de investigación que se dedicó a indagar sobre este tipo de pagos. También acompañaba esta avanzada la denunciante del pago de $ 54 millones y entonces secretaria de Legales, Alejandra Tadei, quien abandonó su cargo hace dos semanas, en medio del éxodo albertista. Pero, a diferencia de este último, ser director de Sumario no es un cargo político. Con Rodríguez probablemente también se vaya de a poco todo el equipo que había formado en el área y que se encargaba de seguir las causas judiciales, así como profundizar en los pagos pasados de Economía.

Por eso, ayer se interpretaba esta medida como una posible señal política (y velada) del oficialismo que apunta al abandono paulatino de estas indagaciones. Justo cuando empiezan a ofrecer ciertos resultados en la Justicia: en el juzgado de Sergio Torres (a cargo del caso Greco y del de Accolade Pool) evalúan un pronto llamado a declaración indagatoria a Intelisano por Greco (quien todavía no ha sido imputado en esta causa y a quien la Cámara Federal ordenó investigar), así como adelantan que no falta mucho para fijar la fecha del juicio.

Comentá la nota