F1: Ecclestone habló de un GP en Argentina, pero las chances son remotas.

El hombre fuerte de la categoría se refirió a la posibilidad cuando fue consultado sobre nuevos escenarios para las carreras. Ocurre en medio de negociaciones con México.
Una posibilidad hasta ahora impensada, pero que sacudió el corazón de los muchos seguidores de la Fórmula 1 en Argentina, apareció hoy. Fue cuando desde Montecarlo Bernie Ecclestone, hombre fuerte de la categoría, afirmó que se iniciaron conversaciones para traer después de más de diez años la categoría al país.

"Estamos hablando con gente en Argentina", confirmó el dueño de los derechos de comercialización de la máxima categoría del automovilismo mundial, en declaraciones que reproduce la agencia DPA y que fueron obtenidas a la salida del circuito de Mónaco, donde este fin de semana se correrá la sexta carrera del año. Y agregó en ese sentido: "Acabamos de comenzar a hablar".

En cambio, Ecclestone se mostró reticente cuando se le consultó sobre la posibilidad de un Gran Premio en México, posibilidad que acercaría la Fórmula 1 a América Latina, donde el actual calendario sólo tiene una fecha. "¿México? No sé aún, estamos buscando sitios", dijo.

Las declaraciones del británico parecen haber apuntado todas en el mismo sentido, que es la negociación con el país azteca. Esa posibilidad es la que se muestra claramente más avanzada, aunque todavía resta cerrar varios términos para que finalmente el circo de la Fórmula 1 desembarque allí. Una negociación que implica un tire y afloje en el que no está de más que Ecclestone baraje otros escenarios.

Por otra parte, la posibilidad de un Gran Premio en Argentina llama la atención desde varios puntos. El primero apunta a las cuestiones económicas: ¿puede una carrera en el país atraer las inversiones que necesita un evento de estas características? No da esa impresión, al menos a primera vista. Otro tema tendría que ver también con las cuestiones organizativas. Es algo que anticipó el alemán Norbert Haug, jefe deportivo de Mercedes. Cuando se le preguntó si volvería con gusto a la Argentina, respondió negativamente. "Así como estaba la pista hace unos años, sin dudas, no", dijo a DPA. "Ahí tienen mucho que arreglar, yo no correría", sentenció.

Comentá la nota