Durrieu se mostró optimista por la sanción de la tarifaria

El Secretario de Ingresos Públicos espera con optimismo el tratamiento y aprobación de la ley tarifaria por parte de la Legislatura.
Aseguró que la normativa permitirá recaudar entre 8 y 10 millones de pesos mensuales. Reunido con la Cámara de Comercio, prometió modificaciones en la Dirección Provincial de Rentas para eliminar «vicios de la administración pública».

El secretario de Ingresos Públicos, Cristian Durrieu, manifestó sus expectativas de que la ley tarifaria que espera el Gobierno se apruebe en la próxima sesión especial de la Legislatura, remarcando que dicha normativa permitirá al Estado recaudar entre 8 y 10 millones de pesos mensuales.

Convocado por la Cámara de Comercio de esta ciudad, el funcionario mantuvo ayer un encuentro en la sede de los comerciantes, quienes plantearon su disconformidad por distintas situaciones que deben afrontar en la delegación de la Dirección Provincial de Rentas (DGR), aspectos que fueron reconocidos por Durrieu al entender que esta dependencia «se ha visto relegada de capacidad técnica».

En este sentido, el titular de la Secretaría de Ingresos Público adelantó a los afiliados de la Cámara de Comercios que el organismo incorporará 25 profesionales para mejorar la repartición. Desde la asociación local le plantearon además diversas necesidades, a las que el funcionario comprometió soluciones.

Entre estas dificultades, los comerciantes realizaron algunos planteos relacionados con necesidades producidas en el sector privado, resaltando diversas desventajas que sufren los contribuyentes en las oficinas de Rentas provincial.

El encuentro se llevó adelante en un marco de cordialidad, iniciando Durrieu con un detalle de algunas de las acciones que se llevan adelante desde su área, pasando rápidamente a responder a las necesidades de los comerciantes.

En este sentido, las críticas apuntaron principalmente al nivel de atención que se produce en la Dirección Provincial de Rentas en esta ciudad, resaltando que los trámites son cada vez más engorrosos, ayudados por una deficiente atención al público.

El secretario de Ingresos Públicos reconoció que «existen algunas falencias en la Dirección de Rentas, porque como en todas partes hay empleados buenos y otros no tan buenos, pero el mensaje es que esto no viene de ahora y tenemos que revertir una situación que viene de muchos años»».

«Existen vicios de la administración pública», señaló el funcionario, para quien la administración tributaria ha quedado «algo relegada en los últimos años porque debería tener mayores exigencias técnicas».

De este modo, informó a los asociados de la Cámara que personal más capacitado ha decidido pasar a otras áreas del Estado «porque ganan más y tienen menos presiones». Con la finalidad de mejorar el nivel de atención y funcionalidad «vamos a tomar mediante un concurso riguroso, a 25 profesionales con la iniciativa de mejorar el nivel técnico y tratar que los contribuyentes consigan el asesoramiento y el tratamiento adecuado en las oficinas» informó.

Ley Corta

Tras la reunión con la Cámara de Comercio, y en diálogo con la prensa, Durrieu se mostró optimista en cuanto a la sanción de la tarifaria corta por parte de la Legislatura, entendiendo que desde el Ejecutivo «creemos que la Ley tendrá un resultado favorable».

«Esta modificación generaría alrededor de 8 a 10 millones de pesos mensuales», destacó, mencionando luego que este monto representa «algo más que lo producido por la Ley Corta que caducó en el primer trimestre de este año. Andará por ahí más o menos, es difícil porque caen y suben las actividades permanentemente», indicó.

El Secretario de Ingresos Públicos resaltó la necesidad de mejorar la fiscalización, aunque negó que esto genere más presión a quienes ya pagan. «No sólo hay que recaudar a como venga sino que se debe tratar de que la carga tributaria sea repartida entre todos los contribuyentes, y no debemos cometer el error de recargar a los que ya están pagando eximiendo de toda carga a los que incumplen sus obligaciones».

En este sentido, admitió que se han «detectado muchos casos de evasión, prácticamente en todos los rubros» remarcando ante los presentes que «en Ushuaia hay una empresa de seguridad que está en todo el país que no tributa» en tanto que también dio cuenta de una empresa de transporte en la capital provincial «muy importante y que no está declarando entre 2 a 3 millones mensuales».

Igualmente, el funcionario destacó una mejora en la fiscalización, siendo «muy difícil hablar de porcentaje porque hay muchas variables» pero teniendo en cuenta la crisis «la recaudación cayó muy poco a pesar de la caída en los comercios en general, eso quiere decir que el accionar de Rentas es eficiente y virtuoso porque mantuvo las posiciones», concluyó.

Denuncias de persecución

Desde la Cámara de Comercio apuntaron gran parte de sus cuestionamientos al nivel de atención que se produce en la Dirección de Rentas de la Provincia. A pesar de esto, uno de los planteos más duros estuvo situado en la presión en el control ejercida desde su área durante los últimos meses.

Así se pudo conocer que diversos comercios contaron con presencia de inspectores durante todo el día y por varias semanas, lo que generó malestar y dejó al descubierto un importante nivel de «improvisación» en el personal fiscalizador, dado que se denunció que éstos no comprendían el manejo de los comercios controlados.

Comentá la nota