DUROS CUESTIONAMIENTOS EN LA MARCHA DE ATE AL GOBIERNO Y A LA POLITICA SALARIAL.

El delegado general de la junta interna del San Martín, Esteban Olarán, y la delegada del Iosper, Graciela Benavides, ambos de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), lanzaron en declaraciones a APF fuertes críticas contra el sistema de presentismo y contra la política salarial que la administración provincial lleva adelante.
Olarán afirmó que es “una mentira” que el presentismo implique más plata para los empleados. “Es un castigo para todos los empleados, porque pierden el derecho a poder estudiar, a atender un hijo enfermo y a enfermarse. Cuando tengamos un sueldo y condiciones de trabajo digno, ahí recién nos sentamos a discutir el presentismo”, desafió.

“Lo que planteamos es que el trabajador tiene que dejar de estar en la línea de pobreza. No puede ser que la canasta básica esté en $ 3.600 y un trabajador cobre $ 1.200. El Gobierno quiere que la crisis la paguemos nosotros, porque no exige que se cambie la estructura fiscal que viene desde los ’90, donde podrían obtenerse más fondos para la Provincia y ser distribuidos para sueldos”.

“Nos meten diferentes excusas para no reclamarle al gobierno de los Kirchner y firman un acta de reparación histórica, que no es sino para que todos los amigos del Gobierno sigan haciendo negocios en vez de asignar esa guita a que se resuelvan los problemas de los trabajadores y de todo el pueblo de Entre Ríos”, reclamó.

“Tiene que volver a conformarse la multisectorial, donde trabajamos los empleados estatales, los docentes, los judiciales y los desocupados, es decir todos los sectores del campo popular para discutir cómo tenemos que hacer para resolver esta crisis”, dijo.

“El eje central es el reclamo salarial y el rechazo al presentismo que implementó el Gobierno provincial”, apuntó por su parte Benavides.

La pretensión apunta a “un aumento salarial en serio y no salario en negro. El ingreso a un grupo familiar no tiene que ser inferior a tres mil pesos y no se están garantizando en Entre Ríos ni en ninguna otra provincia. Estamos muy lejos de un salario mínimo vital y móvil”.

En cuanto a la situación en el Iosper, recordó que el año pasado protestaron en reclamo de la devolución del aporte patronal del 2% sobre el ingreso de los pasivos y el aumento del de los activos. “Hasta ahora el Ministro (Ángel Giano) se fue en discursos, pero no se emitió ningún tipo de decreto. La situación está igual”, acotó Benavides.

Comentá la nota