Duros cuestionamientos a la ausencia de una reestructuración presupuestaria

El secretario de Economía municipal debió escuchar hoy un rosario de críticas por parte de concejales y miembros del Tribunal de Contralor. Pidieron derogar la ordenanza que aprobó el Plan de Cuentas y exigieron una inmediata reestructuración presupuestaria. Advertencias por los compromisos financieros de diciembre.
No fue una buena mañana para Jorge Temporetti. Sentado a la mesa de sesiones del Concejo, debió escuchar por parte de ediles de la oposición y los integrantes del Tribunal de Contralor serias objeciones técnicos al aprobado Plan de Cuentas y a la falta de presentación de una reestructuración presupuestaria. Fue durante una reunión ampliada de la Comisión de Economía del cuerpo deliberativo, en la que se analizó la situación creada por la aprobación del Plan de Cuentas remitido por el Ejecutivo.

Hugo Cejas, Arabela Carreras y Darío Barriga reiteraron su preocupación por la ausencia de información sobre la procedencia y garantía de los recursos municipales para cumplir con los compromisos de pago durante el mes de diciembre.

Por su parte, la concejal radical Laura Alves intentó un defensa técnica del visto bueno a la cuestionada ordenanza del Plan de Cuentas, pero sus argumentos fueron rebatidos por los integrantes del Tribunal de Contralor.

Fueron precisamente Oscar Canizzaro, Edith Garro y Nora García quienes solicitaron la derogación de la ordenanza que el Ejecutivo consideró una herramienta para gestionar financieramente la comuna. Advirtieron además que sienta un “riesgoso antecedente” ya que obligaría al Ejecutivo a recurrir a una aprobación legislativa para la creación o modificación de cada cuenta, y calificaron al Plan de Cuentas como “una herramienta técnica del área contable” de la municipalidad.

Cejas recordó durante sus intervenciones que el propio Temporetti se había comprometido ante los concejales el pasado 26 de septiembre a presentar un proyecto de reestructuración presupuestaria que adecue los ingresos y egresos al nuevo organigrama y condiciones financieras, debido, entre otros motivos, al aumento del 21 por ciento de los salarios de los trabajadores, el otorgamiento de 500 mil pesos en subsidio a la empresa 3 de Mayo, y “las más de 90 contrataciones efectuadas en los últimos meses”.

Por su parte, Carreras explicó que “la discusión de fondo no es el nombre del proyecto aprobado (Plan de Cuentas o reestructuración presupuestaria), sino que necesitamos ver cómo van las cuentas de la municipalidad”.

“La discusión de la reestructuración es saber de dónde saldrá el dinero que van a gastar. Si se están endeudando o no. Nada nos prohíbe aprobar un Plan de Cuentas, pero para qué. No nos sirve para saber si habrá plata para cubrir todas las obligaciones que el municipio tiene”, dijo, y arriesg: “Intuyo que no habrá plata, viendo las resoluciones de cómo se está gastando el dinero”.

Incluso anticipó que en el Presupuesto 2009 no se especifica “cómo van a recaudar los fabulosos números que aparecen como ingresos”.

Darío Barriga, por su parte, se dirigió a Temporetti y le espetó: “de dónde vas a sacar los recursos, sos el responsable, creo que necesitás una readecuación presupuestaria urgente, porque no vas a tener presupuesto después del 30 de noviembre”.

El Presidente del Concejo indicó al secretario de Economía que “hay partidas que ya deben estar agotadas, y no sabemos qué movimientos estás haciendo. Queremos saber qué no estás ejecutando del presupuesto 2008 para hacer frente a los compromisos salariales y de subsidios”.

Los ediles de la oposición coincidieron en señalar que la demora de la presentación obligará al cuerpo a analizar el tema a mediados de diciembre, con la presión de la falta de recursos para el pago de compromisos.

Temporetti argumentó que la aprobación del Plan de Cuentas es necesaria para la presentación del proyecto de reestructuración, algo que fue rechazado por Cejas, quien en le respondió que el planteo “no resiste el menor análisis. Estás sosteniendo algo que es falaz. Esto es una cosa de locos”, se molestó.

Finalmente, los tres integrantes del Tribunal de Contralor solicitaron la urgente derogación de la ordenanza del Plan de Cuentas para “evitar seguir manoseando este presupuesto”.

Comentá la nota