Duro con Scioli el Campo pide ahora solucionar "pobreza e inseguridad"

La Comisión de Enlace de entidades agropecuarias convocó hoy "al campo y la ciudad" a "una nueva etapa" abierta con el recambio legislativo, en la que instó a poner el acento en el fortalecimiento institucional y la lucha contra la concentración económica, las migraciones internas, la pobreza y la inseguridad.
Asimismo, se hizo hincapié en los perjuicios sobre la actividad rural que causan las políticas oficiales y hubo duras críticas a lo que se consideró "obsecuencia" de los gobernadores hacia el gobierno nacional, en especial el bonaerense Daniel Scioli.

Esos reclamos fueron los ejes principales de los discursos pronunciados en el acto llevado a cabo en el Rosedal del barrio porteño de Palermo por los presidentes de la Sociedad Rural Argentina, Hugo Biolcati, la Confederación Intercooperativa Agropecuaria, Carlos Garetto, la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, y Confederaciones Rurales Argentinas, Mario Llambías.

Con la consigna "La ciudad y el campo por una Argentina que incluya en paz y con esperanza", los organizadores contaron con la adhesión de miles de personas, entre los que se contaron dirigentes políticos de la oposición y de sectores industriales, sindicales y de organizaciones sociales.

Después de que hicieran uso de la palabra representantes de diferentes congregaciones religiosas, Biolcati inició la serie de alocuciones de los presidentes de las entidades, con duras críticas a "este proceso de concentración de la economía está destruyendo al sector rural".

"Este gobierno no ama a los pobres sino que ama a la pobreza para servirse de sus proyectos electorales", señaló, al tiempo que, al igual que Buzzi, tuvo duros conceptos contra lo que consideró la "obsecuencia" de Scioli respecto del poder central.

En ese sentido, en referencia a los reclamos por cambios en la policía provincial, Biolcati sostuvo que "no deberían descabezar a la policía, deberían descabezar la Gobernación".

En lo que respecta a la política agropecuaria, recordó que "tenemos la peor cosecha de trigo en 110 años", al tiempo que denunció que "nos hemos estado comiendo las vacas que son las que tienen que producir terneros".

"Este es el resultado de una política de proteger la mesa de los argentinos".

Garetto, por su parte, destacó la asunción de los legisladores electos el 28 de junio al señalar que "se abre hoy una nueva etapa institucional en el país para encontrar esas políticas de Estado para alcanzar el desarrollo económico y social".

El presidente de CONINAGRO remarcó que "tenemos que armar una agenda que le resuelva los problemas a la gente".

Al llegar el turno de Buzzi, se puntualizó la necesidad de "salir del monocultivo e ir a esquemas productivos mixtos con carne, leche y granos".

"Este es el país de la ineficacia y de la corrupción", indicó el titular de la FAA, para quien "el campo sigue reclamando porque nuestro sector sigue estando mal".

Buzzi dijo que los ruralistas "estamos siendo perseguidos, sancionados, discriminados, porque seguimos en el camino de mayor concentración".

El último orador fue Llambías, quien continuó con la tónica de los discursos anteriores, al señalar que "la intervención dañina de un Estado corrupto está llevando a la destrucción del campo".

"La mentira, la corrupción y los atropellos le han ganado al diálogo, pero esto se acaba porque tendremos un Congreso más equilibrado", dijo Llambías, quien agregó que "se acabó la prepotencia, las valijas de Kirchner y los insultos no corren".

Comentá la nota