Un duro para negociar con el Suoem

Guillermo Luque en la estratégica Secretaría de Gobierno de la Municipalidad (es el que debe llevar las negociaciones con el Suoem) y Marcela Almagro (hermana de la esposa del intendente) serán los dos principales cambios en el Gabinete municipal que Daniel Giacomino presentará en los próximos días.
Los cambios sobrevendrán con una nueva reforma a la Orgánica de las Secretarías que el intendente deberá mandar al Concejo Deliberante. El principal objetivos de esta reforma es -además de cualificar algunas áreas importantes- reducir medio centenar de cargos de la planta política, acompañando así el achique de gastos que impulsa Giacomino.

El alejamiento de María José Manfredi de Salud, proveniente de Hemoderivados de la UNC, sería definitivo, mientras el caso de Marcel Bonetto sería un pase a la Secretaría Privada del jefe comunal.

Una de las secretarías que se suprimirán será la de Transporte, a cargo de la vecinalista Laura Villalba, quien también se reinsertaría en otro lugar del Gabinete, aunque de menor jerarquía. Esto lo convertiría al actual subsecretario del área, Gabriel Bermúdez, en el máximo responsable de Transporte. En el nuevo organigrama, esa Subsecretaría quedaría dentro del área de Gobierno.

No obstante estos movimientos, la reforma sería más amplia con la posible supresión de otra Secretaría, pero hasta ahora se desconocen esas modificaciones.

El rol de Luque

La llegada de Luque a Gobierno es un movimiento natural, porque se trata del hombre más cercano -afectiva y políticamente- al jefe comunal, y un funcionario que con el paso de los meses se ha mostrado solvente y de carácter, fundamentalmente en momentos difíciles como los actuales. Estas características deberán ponerse a prueba no bien asuma porque será él quien deberá negociar con el sindicato municipal, de cuya existencia pueden dar fe el desastre de los servicios municipales y la suciedad que dejan a su paso en cada protesta callejera, pero no su condición de organización gremial

Comentá la nota