Duro y extenso debate en el Concejo Deliberante por la radicación de Inpla

Estuvieron presentes directivos y empleados de la planta y los ediles discutieron por más de dos horas, poniendo blanco sobre negro en la cuestión. La conclusión arribada es que hay que pedirle al gobernador Daniel Scioli que intervenga para que se resuelva el asunto.
En la sesión del viernes del Concejo Deliberante, la situación de la radicación de la empresa Inpla S.A. fue largamente tratada y muy debatida. Estando presentes las autoridades de la empresa y sus trabajadores, se leyó la convocatoria a una nueva audiencia por parte del Ministerio de Trabajo de la Provincia, por la mediación que vienen llevando para resolver el caso. La invitación se hizo a todas las partes, locales y provinciales, la Municipalidad, el Concejo Deliberante, el Sindicato del Plástico y las áreas de Infraestructura y Trabajo bonaerenses. Se dio a conocer, también, una solicitud de la Cámara de Comercio, donde piden una reunión con las partes a nivel local por la misma problemática.

El debate comenzó con la edil Gabriela Taruselli, que pidió lectura de su proyecto, mediante el cual se solicita que se siga la mediación en el Ministerio de Trabajo y en los fundamentos afirma que "las declaraciones al Semanario El Tiempo del presidente del cuerpo, en ese momento, Horacio Padula, donde dice que la única salida es la relocalización de la empresa, han resultado desafortunadas". Considera la edil que estas declaraciones "involucran al cuerpo en una decisión que no se ha tomado sino que se pretende seguir con la mediación".

Según Taruselli, su proyecto tiene que ver "con las manifestaciones y posiciones que se han ido tomando en las audiencias de mediación, manejándonos con prudencia, tratando de no lesionar a los trabajadores, la empresa y los vecinos. Quiero reencauzar la situación y que el martes, en la reunión en la Provincia, puedan entregarnos una alternativa viable para poder resolver la cuestión, y vamos a exigir que nos entreguen el certificado ambiental". Recordó al respecto que "aquí hemos generado tres ordenanzas y fueron rechazadas por la Provincia".

Horacio Padula dijo lamentar "el tratamiento político que se le está dando a esta cuestión" y recordó que en la última reunión en La Plata "el secretario general del sindicato del Plástico, dijo que en cualquier momento iban a cortar la ruta, porque estaban cansados".

Con respecto a los dichos de Taruselli, Padula refutó el pedido del certificado ambiental que ésta dijo que exigiría: "La eufórica concejal preopinante está faltando a la verdad. Este certificado tiene valor por dos años y antes de ese plazo, hay que entregar un plan de relocalización de la empresa".

Luego subió de tono su alocución al decir: "Es de ‘mala leche’ lo que plantea. Se utiliza mi persona, se está suponiendo que cuando yo hablo si soy presidente, hablo por el cuerpo. No es así. Suponer que el presidente del Concejo cada vez que habla compromete al cuerpo es una interpretación fuera de lugar". Y lo comparó con otro caso: "Interpretar que mis palabras representan al cuerpo, es lo mismo que cuando Escobar decía que no había que pagar el peaje de la ruta Nº 8. Entonces estaba representando a todo el cuerpo porque era presidente".

Finalmente, Padula fijó su postura: "Estoy a favor de la preservación de la fuente de trabajo y del medio ambiente y entre ambos problemas, encontrar la solución. No la veo a la concejal Taruserlli exigiendo el martes ese certificado y mucho menos conseguirlo. Dice que hace meses que vienen trabajando y se ve que sin resultado. El intendente hace seis o siete años que viene cajoneando este problema. Manifiesto mi disconformidad por los fundamentos, no así con la faz resolutiva. Yo estoy a favor de preservar fuentes de trabajo y medio ambiente".

Taruselli replica al concejal Padula: "Usted no venía asistiendo a las reuniones previas y en dichos encuentros ya se había dicho que nos iban a entregar el certificado. Fue a una sola reunión y desató el conflicto".

Sergio Bocanera intervino para recordar que esta cuestión de Inpla data "de muchísimo tiempo" y que "su instalación fue en épocas de Sequeiro, en la década del 90, momentos en que se flexibilizaban las cuestiones, porque teníamos 18 por ciento de desocupación. Pero van diez años del gobierno de Gutiérrez y aún no se ha solucionado".

El edil leyó lo que se habló en la sesión anterior sobre el tema, de donde surge que si se avanzara en el sentido de las pretensiones, Medio Ambiente daría el certificado de aptitud ambiental, por el término de dos años, pero en un año y medio se tendría que presentar un plan de relocalización. "Conclusión –sintetizó-: lo que dijo Padula es lo mismo que había dicho antes Taruselli y se lo ha querido cargar políticamente con el problema. Vamos a trabajar, sin la agenda electoral, seriamente en una solución".

Confidencialidad

Padula se excusó por sus declaraciones a El Tiempo: "Taruselli ya había roto la confidencialidad sobre este tema y la reunión en La Plata, en un programa radial de la tarde y eso me habilitó a hablar en otro medio, de lo contrario no lo hubiese hecho".

Taruselli ratificó lo que leyó Bocanera e informó al cuerpo lo que pasó en la audiencia de mediación. "Lo del certificado de aptitud ambiental determina si la empresa contamina o no". Y aclaró: "Es una de las alternativas presentar un proyecto de relocalización. Acá hay que resolver el conflicto y los tiempos los acotó Padula con sus declaraciones".

El gobernador

Fernando Escobar dijo: "Este tema tiene que tener una resolución, porque así los trabajadores están en el aire, lo mismo que los empresarios. Hemos participado de muchas reuniones y la buena predisposición de todos los sectores, pero la verdad es que la solución la tiene el gobernador. Acá nos hemos expresado a favor de que la empresa quede donde está y es la Provincia que no aceptaba la propuesta. Hay problemas de este tipo en todo el Conurbano, a lo largo de los años se han ido radicando empresas que están en la misma situación de Inpla. Si todos estamos interesados, modifiquemos el proyecto y agreguemos un pedido al gobernador para que resuelva el tema.

Maximiliano Brajer se sumó al debate y puso blanco sobre negro a los hechos: "Me parece valioso que esta noche estén trabajadores y empresarios. Para clarificar, este Concejo por tres veces le dijo sí a Inpla en ese lugar. La Asesoría de Gobierno decía no a Inpla ahí. Hubo un paréntesis en el que no se hizo nada. El Ejecutivo reformuló la zona y antes de tomar posición, pedimos la opinión a la Provincia, para que no pase siempre lo mismo. Y ahí empezaron todos a participar: Municipalidad, nosotros, el sindicato, la empresa. Hablamos con los vecinos también. Y ya en La Plata vimos que la cuestión del medio ambiente tiene alguna solución. Pero lo que esperamos es que la Provincia diga si puede o no quedarse ahí. También hubo una directiva del Defensor del Pueblo que nos pidió una audiencia pública, antes de nosotros emitir opinión".

Cuarto intermedio

A estas alturas se pidió un cuarto intermedio y se acomodó la resolución, que luego fue votada por unanimidad: todos los bloques afirman su decisión de continuar respetando la mediación y la voluntad política de seguir apoyando a los empleados, la empresa y los vecinos. Se reclama a la Provincia el certificado ambiental. Y una solución definitiva que acompañarán. Proponen elevar al gobernador el problema para que haga lo propio.

Reunión en La Plata

El martes, en horas del mediodía, en el Ministerio de Trabajo de La Plata se concretará una importante reunión en la que se abordará la actual problemática de Inpla. Este encuentro fue notificado oficialmente el viernes a la empresa en cuestión, la que estará representada en el cónclave, según lo manifestado a LA OPINION, por su titular, Amadeo Carballo. "No sabemos con qué pueden salir, nosotros iremos con la posición de que el traslado es imposible hacerlo, como lo hemos manifestado; pedimos la habilitación permanente, creo que es una de las últimas jugadas a la que nosotros nos vamos a prestar", expresó Carballo, acerca de la reunión a realizarse el martes.

Durante el desarrollo de este encuentro, los trabajadores de Inpla estarán en "estado de alerta y movilización" frente a la fábrica, acompañados por otros gremios, esperando una resolución favorable en La Plata. Caso contrario anunciaron que convocarán a la ciudadanía a un paro general en nuestra ciudad.

Comentá la nota