Duro cuestionamiento al padre Jesús Olmedo de parte de organizaciones sociales que lo acompañaron en su reclamo

Jujuy al día – A través de una entrega de prensa con firma de varias organizaciones sociales, se da a conocer que “Antes los hechos ocurridos en el marco de la marcha denominada "El Grito de los excluidos" y de la que el Frente de organizaciones Independientes acompañó desde un principio declaramos.
Que este Frente fue creado en base de acuerdos políticos, que sobrepasan lo reivindicativo, adoptando la defensa de los derechos de los trabajadores y el pueblo en medio de la crisis.

Que ante reclamos de los compañeros de la Multisectorial de La quiaca que coincide ampliamente con el nuestro, realizamos un documento político expresado en el petitorio que entregamos oportunamente en casa de Gobierno.

El cura Jesús Olmedo rompió estos acuerdos en reiteradas oportunidades como lo fue en la reunión mantenida en la Legislatura el día 20 de octubre en la mañana y del que nosotros fuimos excluidos.

Que surgieron diferencia al momento de realizar las negociaciones ya que en vez de poner el eje en temas como el rotundo rechazo de la minería a cielo abierto reclamados por los puneños y los capitalinos, el cura puso unipersonalmente su parecer exigiendo entre otras cosas la cabeza de los responsables de la represión de La Quiaca y de la que todos sabemos quién es el responsable político.

Que el cura actúa sin consultar a la gente, ni siquiera a sus propios compañeros y pretendió utilizarnos de la misma manera. Esta metodología no sólo atenta contra la democracia sino que impide trazar tácticas para lograr nuestros objetivos, y es profundamente peligrosa como lo demuestra la actitud de otras organizaciones guiadas de la misma manera.

Que no negamos a ninguna otra organización la posibilidad de hacer llegar su solidaridad a los reclamos, pero entendemos que para poder integrarse en este frente es necesario tener previos acuerdos políticos que desde hace tiempo no coincide con acciones llevadas adelante por la Corriente Clasista y Combativa (CCC). Como muestra de ello sólo hay que recordar la postura de esta organización con respecto al conflicto del campo donde apoyaron claramente a la oligarquía del país expresada en la Federación Agraria Argentina (FAA) y la Sociedad Rural; repudiamos además la propuesta de "Minería Responsable" y la licitación a favor del "Tabacal" del Ingenio La Esperanza impulsada por dicha organización. Nos sentimos orgulloso de no haber caído en la provocación que la gente de la CCC infirió hacia nosotros cuando ingresaron a la plaza insultando y armados con cadenas y palos. El cura Olmedo legitimó y dio lugar a esta organización utilizando la crucifixión, acordada con el Frente, unilateralmente cuando estaba la CCC en la escalinata de casa de Gobierno otorgándole protagonismo por encima de las decisiones de todas las organizaciones que estábamos acompañando desde el inicio.

Que creemos probable que lo ocurrido forme parte de una estrategia montada a fin de no empañar la constituyente social que se realizará en los próximos días en nuestra ciudad. No es posible construir una alternativa en la Argentina junto a grupos de derecha como lo demuestra la participación activa FAA.

Que es una asamblea espontánea ocurrida en plaza Belgrano en la cual decidimos dejar de coordinar con el cura Olmedo por las razones antes explicadas.

Que nunca se negó la estadía de los puneños en los Galpones Recuperados Tupaj Katari, manteniendo las puertas abiertas y cocinando para los niños de La Puna.

Que no abandonamos los reclamos de La Puna porque muchos pertenecen a nuestras organizaciones y continuaremos impulsándolas en nuestros petitorios en el marco de un nuevo plan de lucha.

Por último ratificamos nuestros compromisos en la construcción de un verdadero Frente opositor que camine hacia la creación de una Argentina que contemplen las necesidades de todas y todos”.

Por último aseguran que: “La unidad de las organizaciones Sociales no sólo se construye con acuerdos de coyuntura para pelear por un conjunto de reivindicaciones, debemos proponer una metodología que permita a los miles de compañeras y compañeros que sufren este sistema social que lo explota, domina y excluye, transitar el camino que lo ubique en la conciencia de que existen salidas colectivas, solidarias y que otra sociedad es posible.

Esa metodología debe ser de consenso, horizontal, democrática y participativa en la toma de decisiones, pero por sobre todo, los acuerdos que con ella se alcancen deben ser respetados, porque surgen del pensamiento del conjunto de los actores involucrados, siendo allí es en donde radica su fortaleza.

La creencia que el carisma individual de determinada persona o grupo es de por sí solo suficiente para lograr aciertos en la lucha, pertenece a una visión achicada de los fenómenos sociales, que debemos combatir, sobre todo aquellos/llas que nos enrolamos en el combate por alcanzar una sociedad de iguales.

Las prácticas unitarias no solo se construyen declamando la unidad, hay que saber desarrollarlas y conservarlas, poniendo en la balanza "siempre" el elemento político del contexto que la sustenta. Alejándolas de cualquier acción urgentista que eche por tierra los principios con que fue construida.

Lo sucedido en el día de ayer, ha demostrado por una parte, que es posible avanzar cuando se toma en cuenta el análisis político de nuestra situación social y de que manera los diferentes sectores juegan sus intereses. Vale la pena preguntarse porque una organización que ha definido que entre sus aliados se encuentre la oligarquía genocida representada en la Sociedad Rural y que también ha decidido recostar sus filas junto a organizaciones que hacen de "pata izquierda" del Gobierno dándole la espalda al resto de los trabajadores/as y desocupados/as. Convirtiéndose en cómplices del saqueo, de los negociados y de las políticas de desinformación y mentiras volcadas al conjunto de la sociedad.

Decíamos… vale la pena preguntarse… qué carajo hacían participando de una acción de lucha en donde no fueron convocados, en donde eran plenamente conscientes que las organizaciones que sostenían esa acción están del otro lado del río. Porque estas organizaciones no han renunciado a la lucha legítima por los desposeídos/as, porque rechazan los acuerdos de cúpulas y por encima de todo impulsan la participación igualitaria de cada uno/a de los luchadores/as comprometidos/as en ella.

¿QUE HACÍAN?

NUEVAMENETE SE CONFUNDÍAN DE ENEMIGO…

¿Qué perseguían? ¿Legitimarse? ¿Antes quienes?

Porque respondieron con agresiones físicas contra aquellos/as que se hicieron solidariamente presentes cuando acudieron en su ayuda, ante un falso llamado telefónico que comunicaba que estaban siendo reprimidos por la Policía.

Los mismos compañeros/as que horas antes habían decidido en asamblea, participativamente, democráticamente con la voz de todo aquel que quiso hacerse escuchar, retirarse de la Plaza para no llegar al enfrentamiento.

Porque ese enfrentamiento nos iba a hacer confundir al enemigo”.

Firman: Movimiento Social y Cultural Tupaj Katari, Agrupación Avelino Bazan, Madres y Familiares de Desaparecidos de Jujuy, Comisión Derechos Humanos Jujuy y Humahuaca. Polo Obrero, Corriente del Pueblo, Corriente del pueblo (La Quiaca), Movimiento Campesino de Jujuy, Asentamiento San Cayetano, Asentamiento23 de Septiembre y trabajadores en lucha.

Comentá la nota