Duro cruce con el diputado Ciccone

San Luis (Pelr) 23-10-09. El diputado Edgardo Ciccone iba entrando a la oficina del Presidente y este periodista le recordó que "en el Suyuque lo están esperando para que lleve las mangueras para el agua. En la Escuela Álvarez de Condarco no tienen clases porque no tienen agua". El legislador se volvió y se produjo un duro cruce. Aunque el diálogo no fue grabado, dos colegas estaban presentes cuando se produjo.
E.C.-"Vos sabés como son las cosas, nosotros somos los que ponemos la cara y después allá no cumplen", dijo mientras señalaba hacia algún lado que podría haber sido la Casa de Gobierno.

Ciccone junto al Senador Alberto Leyes recorrieron la zona afectada por los incendios producidos hace ya dos meses y se comprometieron -existe un vídeo grabado- con la gente de que iban a gestionar ayuda para conseguir instalar nuevamente las cañerías para proveer de agua a la zona de El Suyuque y también alimento para los animales.

El gobierno primero anunció que daría maíz y forraje a los damnificados y pocas horas después desandó el camino acusando a los campesinos de que incendiaban sus campos para lograr la ayuda oficial.

PELR-Yo supongo como son las cosas, pero le corresponde a usted denunciarlas si no lo atienden en su reclamo. Usted es el representante del pueblo, no del Ejecutivo.

E.C.-Dijeron que iban a hacerlo, pero la plata no aparece, faltan (dijo una cifra que pueden ser 6 mil pesos, pero no lo puedo asegurar)

PELR-¿Sabe que no hay clases porque los chicos no tienen agua?

E.C.-Nosotros ponemos la cara... Y además, ustedes me denunciaron porque compré un camión, dijeron que me robé la plata. Vayan y miren ahora a ver si lo encuentran...

La acusación iba dirigida hacia el actual intendente de Nogolí, Carlos Jofré, quien resultó electo diputado por el acuerdo poco claro entre los disidentes del PJ con el Acuerdo Cívico y Social.

La denuncia por malversación que pesa en contra del actual diputado, fue hecha en sede penal y todavía no se lo puede llamar a indagatoria a Ciccone y la realizó quien era su Secretario Municipal, Nasario Sánchez, a quien -según consta en el expediente que tiene a su cargo el juez Sabaíni Zapata- le falsificaron la firma en un montón de documentación pública. En esa causa hay decenas de cheques rebotados, cuentas que no cierran, entre otros desaguisados.

El camión al que hacía referencia, fue comprado usado, contrariando lo que establece el Régimen Municipal, que es taxativo en relación a las compras de bienes para el Estado. No lo inventó este periodista, lo dice la ley.

Aunque puede haber alguna variante en las palabras, el espíritu del cruce fue el reproducido más arríba, aunque a veces subido de tono.

Los legisladores tienen una equívoca visión de las lealtades y los compromisos. Representan al pueblo que los eligió y no al Ejecutivo. En su nombre -porque tienen el mandato- no solo deberían pedir, sino exigir que se atiendan las necesidades urgentes de sus representados.

Este no es un problema del que se lo pueda acusar solo al diputado Ciccone, sino que la mayoría de los legisladores del oficialismo son renuentes o tibios a hacerse escuchar. Por ahora, tienen la vaca atada de la dieta que perciben. Pero es por ahora, porque como le sucederá al ex intendente de Nogolí, la teta se puede secar el próximo 10 de diciembre y quizá tenga que volver a soportar los mismos padecimientos que tiene la gente común de su territorio, a la que hoy, con una pequeña o gran cuota de poder en sus manos, no se animó a defender.

Comentá la nota