"Es de una dureza que no tiene precedentes"

Lo dijo a TiempoSur Digital el Secretario de Estado de Trabajo, Raúl Santibáñez. Indicó que el dictámen da otro marco de negociación para el futuro. Contestó las acusaciones de "contradictorio" al desempeño del gobierno por los días caídos de petroleros y docentes.
El Secretario de Estado de Trabajo, Raúl Santibáñez, habló hoy con TiempoSur Digital y explicó que el dictamen del Ministerio de Trabajo gira sobre tres cuestiones: dejar sin efecto los telegramas de despidos que se habían enviado a los trabajadores y que es un pedido del Gobierno de Santa Cruz; y por otro lado, el tema de la devolución de los días caídos y una fuerte sanción de parte del Ministerio al Sindicato del Petróleo y Gas Privado.

"Se trata de una multa de 350 mil pesos que ha sido consentida por el gremio", dijo el funcionario que fue el encargado por el gobierno provincial de seguir la negociación en capital federal.

Asimismo, sostuvo que el sindicato se obliga a una serie de mecanismos para respetar ante posibles medidas de fuerzas las guardias mínimas, mantener los equipos de producción a partir de ser declarado como un bien esencial, dejar librados los pasos de los yacimientos para que la gente que quiera trabajar lo haga.

Días caídos

Por su parte, indicó que cualquiera sea el reclamo, ante una nueva medida de fuerza, los días caídos no serán pagados como se venía haciendo hasta ahora. Esto resulto de una discusión ya que "existió un giro muy importante" por parte de las operadoras sobre este tema que "trabó mucho la discusión y parece que se han establecido nuevos mecanismos de mutuo acuerdo".

Al ser consultado qué análisis se podía hacer de este tema y si fue YPF la más intransigente, Santibáñez lo confirmó pero aclaró que las otras operadoras fueron permeables a llegar a un acuerdo rápido pero que fijaron una posición para todos.

Por su parte, el funcionario evaluó de "una dureza que no tiene precedentes", la resolución del Ministerio de Trabajo, aunque acotó: "Lo que es cierto es que en este caso los compañeros del sindicato petrolero no acataron una resolución que era la conciliación obligatoria".

"Es una multa muy importante y el sindicato la ha consentido y hasta ha definido como la va a pagar", sostuvo y añadió que "hay una construcción nueva en esta relación y que esperemos que sea beneficiosa en la medida que para arribar a acuerdos no debamos llegar a medidas extremas".

Contradicción

Santibáñez también fue consultado por los reproches gremiales acusando al estado provincial de ser contradictorio al apoyar el reclamo petrolero por los días caídos y no tener la misma posición en el conflicto salarial docente.

"Están viendo otra película", contestó por las acusaciones y subrayó: "Ven la película que ellos quieren; nosotros como corresponde, hemos participado desde el inicio de la gestión, en todo tipo de conflictos buscando su solución".

"En este conflicto en particular, la principal preocupación pasaba por el tema de los telegramas y el planteo de los despidos; lo demás es una cuestión renegociación entre las partes e inclusive entre dos sectores privados", agregó.

Más adelante, indicó que inclusive el gremio a partir de este acuerdo, se comprometió a no cobrar por los días caídos en futuros reclamos. "Cada uno quiere llevar agua para su molino; nosotros estamos hablando de una disputa de trabajadores con empresas multinacionales y el sector de ADOSAC está hablando con el estado provincial que planteó cuáles son sus dificultades financieras y que el año pasado cuando tuvo recursos, se los dio a los trabajadores y terminó beneficiado ADOSAC", dijo entre otras cosas.

Comentá la nota