Duras pujas en el bloque oficialista del Concejo

Varios ediles, que rechazan a Amendolara como jefa de la bancada, amenazan con una fractura.
Cuestiones políticas vinculadas a la designación de las autoridades en el Concejo Deliberante platense, que se renuevan este jueves, pero también cruces de la interna sindical y hasta "motivos personales", dibujaron ayer un conflictivo panorama en el bloque de concejales oficialistas, donde algunos ediles llegaron a la amenaza de romper esa bancada y formar un bloque al que definieron "bruerista, pero disidente".

Los planteos habrían sido formulados por los ediles Cristian Vicent, Sabrina Rodríguez, Fabián Lugli y Miguel Forte, mientras que fuentes cercanas a las concejales Lorena Riesgo y Silvana Soria no descartaban que ambas se sumen a la rebelión junto con el "aliado" Carlos Melzi. Conformarían así un grupo de siete voluntades de las 13 que componen el espacio oficialista si se cuenta allí a los aliados Melzi y Caparelli.

Al cierre de esta edición el grupo esperaba reunirse con el intendente Bruera, para hacerle conocer sus planteos "sin intermediarios", pero una fuente comunal dijo que la reunión será hoy y "sólo con el presidente del Concejo, Javier Pacharotti".

El conflicto se habría profundizado a partir de la resistencia de algunos ediles brueristas, liderados por Vicent, del gremio UPCN, a aceptar que Valeria Amendolara -recién llegada al Concejo desde la Cámara de Diputados bonaerense, donde en diciembre de 2008 reemplazó al diputado Pablo Bruera- presida el bloque oficialista; rechazando también la designación de Teresa Razzari como vicepresidente 1ª del Concejo y de Caparelli como presidente de la comisión de Planeamiento.

El "veto" a Amendolara fue justificado en que "la presidencia del bloque debería ser para un concejal en funciones" mientras que la resistencia a Razzari, que en el Frente Renovador Platense representa al Partido del Progreso Social, una de las fuerzas independientes "no peronistas" de la Ciudad, tendría que ver con "aspectos personales", y en ese marco recordaron los duros cruces que Razzari ha mantenido dentro del bloque al defender proyectos enviados por el Ejecutivo.

Pero lo cierto, también, es que Vicent aspiraba a presidir él el bloque, y el mismo objetivo había dejado ver en los últimos tiempos Lorena Riesgo, del Movimiento Evita, mientras que Sabrina Rodríguez pretendía lugares que, según entiende, no se compensan con la vicepresidencia del bloque que le ofrecieron.

Los planteos del sector "rebelde" incluyen el rechazo a que el sindicalista del gremio del turf Caparelli presida la comisión de Planeamiento en tanto no habrían objetado que otro sindicalista, el camionero Forte, se quede con la comisión de Tránsito. "Es que Forte pertenece a la CGT "K" que conduce Hugo Moyano y Caparelli está enrolado en la CGT no kirchnerista que lidera Luis Barrionuevo", advirtió una fuente del Concejo que recordó además que las comisiones de Planeamiento y de Transporte tendrán durante 2010 una significativa importancia porque "por ellas pasarán la reforma del Código de Ordenamiento Urbano y el diseño de un nuevo sistema de transporte de colectivos".

Como parte del conflicto, Susana Gordillo, actual presidenta de la bancada bruerista, que este jueves termina su mandato, rechazó un ofrecimiento para pasar al Ejecutivo como subsecretaria de Gobierno. "Durante su gestión el bloque se mantuvo unido y no está de acuerdo con designaciones que puedan romperlo", dijo un allegado a la edil, que también sostuvo que el enojo de Gordillo tendría que ver con que se le ofreció una subsecretaría y no la Secretaría Gobierno que hace un tiempo dejó vacante Daniel Navas. Gordillo, cabe señalar, esperaba ser designada en el Registro Provincial de las Personas, como parte de un acuerdo entre el gobierno comunal y la administración provincial de Daniel Scioli. Pero ese nombramiento nunca llegó.

Comentá la nota