Duras críticas del Obispado de Quilmes a la iniciativa de Scioli de bajar la edad de imputabilidad

El obispado de Quilmes consideró que la iniciativa del gobernador bonaerense Daniel Scioli de bajar la imputabilidad para paliar "la inseguridad" es "ingenua por desconocer las estadísticas" o "coyuntural y mezquina" por "buscar algo distinto a solucionar el problema".

El Departamento Justicia y Paz de la Vicaría de Solidaridad de ese obispado del conurbano bonaerense emitió un comunicado en el que rechazó la iniciativa del gobierno provincial y pidió "no abandonar a nuestros niños y jóvenes".

La institución consideró en el texto que "el consumo acrítico de la oferta de los medios de comunicación genera la idea de que no se puede salir a la calle sin ser víctimas de algún delito".

"Los espectadores desprevenidos concluyen perezosamente en que la solución a estos problemas pasa por la aplicación urgente de un remedio específico", advirtió.

En este sentido, sostuvo que "algunas veces ese remedio es el aumento de las penas, otras la aplicación de la pena de muerte y actualmente la baja en la edad de imputabilidad", ya que "en recientes hechos delictivos se encuentran involucrados jóvenes adolescentes".

Según destacó el texto, "que la asociación adolescencia y delito surja del parecer poco meditado, o de la experiencia concreta padecida por algunos ciudadanos, es algo esperable que no conlleva mayor análisis".

"Pero que dicha asociación sea constante en algunos responsables políticos del país es en primer lugar o ingenua por desconocer las estadísticas y tasas de delincuencia en el país y la incidencia que en ella tienen los menores de 18 años, o coyuntural y mezquina y busca por ende algo distinto a solucionar el problema de inseguridad", continuó el comunicado.

Además, los representantes de la Iglesia pidieron "no abandonar a los jóvenes y niños" y dijeron que "como sociedad los dejamos solos con la desnutrición, con el paco, con el alcohol, sin una palabra de guía o consejo que permita la verdadera cercanía".

"Los dejamos en la exclusión al no incorporar al trabajo a nuestros jóvenes, cuando en esa soledad en contados casos el delito se hace su mejor compañía entonces nos golpeamos el pecho y decidimos intervenir", sostuvo el documento.

Comentá la nota