Duras críticas a Infraestructura por fallas en la construcción de rampas: ni el oficialismo defendió lo del Parque Mitre

Se aprobó por unanimidad un pedido de inspección a las obras de pavimentación y repavimentación por la construcción de vados para discapacitados. Gustavo Álvarez fue durísimo con la Secretaría de Infraestructura por las fallas y las ausencias de las rampas.
Liliana Schwindt criticó la obra del Parque Mitre, y el oficialismo hizo aclaraciones sin dejar de mencionar que "no es para disculpar a Obras Públicas". Quedó claro que la secretaría que encabeza Arregui no cumple con ordenanzas ni hace cumplir los pliegos licitatorios.

El Concejo Deliberante desarrolló una interminable sesión con numerosos proyectos de poca relevancia general. El tema central de la noche fueron las obras públicas que no cumplen con la legislación vigente ni con los propios pliegos licitatorios en cuanto a la construcción de rampas y vados para accesibilidad de discapacitados. Las intervenciones, incluida la del oficialismo, dejó duras críticas al área de Infraestructura que encabeza Margarita Arregui, no solamente en cuanto a la integración de discapacitados con las barreras arquitectónicas, sino en cuanto al cumplimiento de la normativa –ordenanzas, leyes nacionales y provinciales, y pliegos licitatorios de obras-.

La exposición central estuvo a cargo del autor de un proyecto que pide inspección a todas las obras de pavimentación y repavimentación: el concejal Gustavo Álvarez detalló los numerosos errores en que incurren este tipo de construcciones y que no permiten la utilización por parte de personas en sillas de rueda, al tiempo que también enumeró los lugares donde no se han construido.

En este sentido, hizo referencia a que no se cumple con la cantidad de vados por manzana, a la altura entre la calzada y la calle ("dos o tres centímetros son el Himalaya en sillas de rueda", afirmó) y la localización a la altura del arranque de la curva del cordón para respetar la senda peatonal. Gustavo Álvarez apuntó otro tema más: "en los barrios donde se pavimenta se hacen algunos sí y otros no. En San Vicente no hay ninguna rampa".

Terminada la exposición sobre el proyecto en particular, el referente del Partido Intrasigente se refirió a la renuncia de Daniel Morabito al Consejo de Discapacidad y habló sobre la actividad de la Secretaría de Infraestructura con el deseo de "que llegue el mensaje". El edil expresó: "en Obras Públicas hay que empezar por la secretaria de Obras Públicas –en referencia a Margarita Arregui- y terminar por el último empleado y meterles en la cabeza que esto hay que hacerlo bien y que no es un tema menor. Es una cuestión de cabeza y no técnica. No hace falta ser ingeniero para darse cuenta de que tres centímetros no sirven. Se avanzó desde lo formal, pero hace falta que se avance desde lo real. Toda construcción nueva, se tiene que hacer con esta idea para que en 50 años tengamos una ciudad que sea más amigable con los que tienen algún problema", sostuvo.

La concejal Liliana Schwindt, de Peronismo de la Ciudad, se refirió expresamente a los vados del Parque Mitre: "invitaría a ver este estilo arquitectónico porque es una vergüenza", declaró y pidió que urgentemente se solucionen las inadecuaciones de la obra.

La última en hablar fue la presidenta de la bancada oficialista. Irene Blanco, llamativamente, aseguró que ya había señalado el problema de las rampas del Parque Mitre, "preferimos hacerlo en forma personal", explicó, "porque la inquietud llegó al bloque". La concejal manifestó que ante el planteo, se le informó que "la obra no estaba terminada" y dejó en claro dos veces que su intervención "no es para disculpar a Obras Públicas".

Tras el debate se pasó a votación que fue por unanimidad para aprobar la inspección de las obras.

Comentá la nota