Duras críticas al Gobierno y a la CGT en la marcha de estatales

El frente sindical que hizo la convocatoria confirmó para la semana que viene nuevas acciones de reclamo y pide audiencia a Brizuela.
Con cuestionamientos al Gobierno, a la CGT y al jefe de la Iglesia Católica local, trabajadores estatales se movilizaron ayer en reclamo de un aumento de sueldos. Más allá de las previsibles críticas al Ejecutivo provincial y a la delegación de la central obrera oficial por no acompañar la medida de fuerza convocada por la intersindical, apuntaron contra el obispo Luis Urbanc por sus recientes declaraciones sobre la pobreza, cuando dijo que "dejemos de echar la culpa a los de arriba".

La manifestación fue realizada en el marco de las medidas de fuerza que consistieron en un paro, en el caso de los docentes, y quite de colaboración de los trabajadores de la salud pública y de otras dependencias oficiales.

Cerca de media mañana, los agentes de distintas reparticiones comenzaron a concentrarse en inmediaciones de la plaza, mientras se sumaban columnas discretas provenientes de los hospitales y del CAPE.

Posteriormente, se realizó la marcha alrededor de la plaza, por calle Maipú, y luego siguió por República hasta frente a la Casa de Gobierno. En ese lugar, los referentes trataron de hablar con algún integrante del Ejecutivo, sin resultados.

Un número estimado en 1.500 personas participó de la marcha, que contó con la presencia de delegaciones del interior provincial.

Las representaciones se hicieron notar con pancartas que indicaban el gremio y lugar de procedencia. Una de ellas rezaba "CGT traidora", sintetizando una crítica que se repitió después.

El acto central se realizó en la plazoleta de la Bandera. Allí, la titular de ATECA, Francisca Dumeni, pidió al Gobernador que "respete al pueblo y dé la cara".

"Cómo puede ser que se hagan estadios de fútbol y se tenga a la gente muerta de hambre", dijo por su parte el titular de ATE, Arnoldo Núñez. En tanto, Graciela Juri, una de las médicas del San Juan Bautista, fue una de las voces más críticas contra la postura de la CGT local y pidió "terminar con los monopolios sindicales". Con respecto a Urbanc, Dumeni lo acusó de "tapar la miseria".

Por la tarde, los organizadores se reunieron y acordaron seguir la semana próxima con un plan de lucha, que podría incluir nuevas medidas de fuerza y cortes de calle.

En este marco, solicitarán una audiencia con Brizuela del Moral.

El secretario administrativo del Senado, Julio Prieto, descartó un aumento de sueldos, y dijo que la pauta salarial la fija el Ejecutivo. "Una cosa es la justicia del reclamo y otra cosa es que tengamos la posibilidad", dijo. En Diputados, una suba estaría sujeta a que la provincia pague una deuda.

Comentá la nota