Duras críticas de Buzzi a los cuestionamientos de De Ángeli.

Las controversias se acentuaron luego de la reunión del Gobierno con la Comisión de Enlace. Ayer se bajó el tono.
“Las bravuconadas y actitudes de (Alfredo) De Ángeli, la verdad, me tienen las pelotas hinchadas”. Así, el presidente de la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, desnudó en la noche del martes las diferencias que existen dentro de la entidad que forma parte de la Comisión de Enlace.

Buzzi criticó al titular de la Federación Agraria de Entre Ríos porque, según explicó, “es muy fácil apretar y exigir desde la ruta y no venir a sentarse a discutir con los ministros”.

En declaraciones a radio Del Plata, Buzzi respondió de esa forma a las críticas que De Ángeli formuló en las últimas horas sobre la reunión y los acuerdos firmados entre el Gobierno y los dirigentes de las entidades agrarias de la que participó la presidenta Kirchner.

“Para De Ángeli es fácil decir las cosas que dice así, a la distancia. Así habla cualquiera”, disparó Buzzi luego de que el entrerriano dijera que la Presidenta asistió a la reunión presionada por los centenares de piquetes que había en el país y que él no hubiera firmado “ningún acuerdo”.

En ese sentido, Buzzi desmintió los dichos de su compañero gremial y dijo que “eso no es así, porque los 50 piquetes que había, efectivamente estaban ejerciendo una acción de vigilia, pero me parece que también hubo una actitud de la Comisión de Enlace que fue capaz de conducir la situación y obligar al Gobierno a que se ponga en la mesa de la discusión”.

Además agregó que “bravuconadas desde las rutas no es lo más positivo”. Y añadió: “A mí es lo que más me gusta hacer, pero no ahora, no en este momento. Además, yo no lo he visto a De Ángeli en ninguna gestión como esta, sentado a la mesa con un ministro, jamás”.

“Por eso –agregó Buzzi– a veces muchos de nosotros nos sentimos presionados, mirados, como rindiendo examen cada día. Pero si no están contentos con lo que hacemos o con la forma bueno, les decimos entonces vengan ustedes a ver cómo lo hacen. Bastante intolerancia tenemos desde afuera como para enfrentarnos entre los productores.”

Respecto de la reunión en la que irrumpió Cristina Kirchner, Buzzi relató que “su exposición fue de claro tono conciliador”. Y aseguró que “de viva voz, dejó en claro sus puntos de vista”.

Por su parte, el titular de la Federación Agraria de Entre Ríos, Alfredo de Ángeli, cuestionó ayer a la Mesa de Enlace por aceptar un pacto que considera “insuficiente”.

“No se resolvieron temas puntuales y urgentes”, criticó el dirigente, quien a su vez sugirió que podría haber un acuerdo oculto entre el Gobierno y la Mesa de Enlace, al decir que “por ahí la Presidenta les ofreció algo que no se hizo público”.

En diálogo con Radio 10, De Ángeli criticó a su compañero Eduardo Buzzi, presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA) y anticipó que “va a tener que dar explicaciones” por su actitud durante la reunión.

“Sí, puso (la firma). Pero ahora nosotros tenemos reuniones internas y explicará Eduardo. Están las cuatro firmas, pero Buzzi va a tener que explicar”, declaró el dirigente. Asimismo, agregó que los representantes de las cuatro entidades rurales “llevan toda la información, pero nosotros los dejamos nomás porque no tenemos nada que ocultar”.

Sin embargo, De Ángeli reconoció que si no se lograba un acuerdo, hoy hubieran estado “todas las rutas cortadas” por los 200 piquetes que según él había en las provincias. Denunció también que en todas las concentraciones de ruralistas había agentes de “Inteligencia de la Gendarmería, la Prefectura, la Policía Federal y de las policías provinciales”.

“Acá casi se prende fuego cuando los ministros (Randazzo y Giorgi) salieron sonrientes, (diciendo) que habían solucionado el problema del campo. Randazzo salió con bombos y platillos. Y la gente ya quería salir a las rutas”, concluyó.

El reclamo

Después del acuerdo parcial, los trabajadores rurales celebraron el acercamiento, pero reclamaron que se aceleren las negociaciones para encontrar soluciones de manera urgente. “El campo no puede esperar. Yo creo que había que haber convocado a un cuarto intermedio y haber seguido hoy (por ayer) con las reuniones”, reclamó el responsable del sindicato del sector, Gerónimo Venegas.

La oposición

La oposición anunció que convocará a sesiones especiales desde el martes 10 para tratar las retenciones en el Congreso de la Nación.

“Es cierto que hubo acuerdos mínimos, pero también es cierto que para el interior del país las medidas son insignificantes frente a una crisis internacional y las malas políticas del Gobierno”, dijo en la jornada de ayer Elisa Carrió a la prensa.

Las medidas

La ministra de Producción, Débora Giorgi, manifestó que “cada una de las resoluciones que nos comprometimos a poner en marcha van a ir saliendo en las próximas dos semanas”. Agregó que “bajar las retenciones significa inequidad fiscal, pero sobre todo social”. “La presencia de la Presidenta fue fundamental para poder arribar a un acuerdo con beneficios importantes para los hombres de campo”.

Se mostró conciliador

Ayer por la tarde el titular a nivel nacional de FAA, Eduardo Buzzi, le bajó el tono al cruce de críticas y se mostró conciliador: “Yo quiero dejar un sólo mensaje: no va a haber peleas entre Buzzi y De Ángeli. Podemos tener roces y diferencias de apreciaciones pero no nos vamos a pelear”, señaló.

“De Ángeli es un amigo, es un compañero”, añadió Buzzi. “No lo dije sólo por De Ángeli, lo digo por aquellas expresiones donde nos apreta y nos cuestiona. A mí también me gusta estar en la trinchera, señalando y cuestionando, y no tener que venir, sentarse y tomar decisiones”, completó.

Comentá la nota