Durante su visita a Israel, Clinton prometió apoyar la creación de un estado palestino

Durante su visita a Israel, Clinton prometió apoyar la creación de un estado palestino
La creación de un Estado palestino es un hecho "inevitable" de la historia y el gobierno del presidente estadounidense, Barack Obama, está decidido a favorecerla "con vigor", dijo la secretaria de Estado Hillary Clinton, en Jerusalén, donde se reunió con autoridades israelíes.
Clinton dijo que su país comparte con Israel la preocupación por el plan nuclear de Irán y anticipó que enviará dos delegados a Damasco para "examinar con Siria cuestiones bilaterales".

En su primera visita a la región como jefa de la diplomacia norteamericana, Clinton mantuvo reuniones con el presidente Simon Peres, la canciller Tzipi Livni, el dirigente de la derecha y premier designado, Benjamin Netanyahu, y el saliente Ehud Olmert.

"Nosotros creemos que moverse hacia la solución de los dos estados es mejor incluso en el interés de Israel", declaró Clinton.

"La inevitabilidad de trabajar (en ese objetivo) es inevitable", enfatizó la funcionaria.

Para la secretaria norteamericana, el primer paso hacia la paz con los palestinos es "una tregua duradera" y el "fin del lanzamiento de cohetes" contra Israel desde la Franja de Gaza.

Olmert, al recibir a la diplomática, destacó que una solución al conflicto con los palestinos basado en la creación de un Estado palestino junto al israelí "está en el interés estratégico supremo" de Israel.

El encuentro con Netanyahu fue el más esperado, dado su conocido rechazo a la creación del Estado palestino y a dialogar con sus vecinos.

El dirigente de derecha aseguró haber encontrado "un lenguaje común con Hillary Clinton", y se limitó a evocar la necesidad de puntos de vista "creativos" sobre los problemas de la región.

El jefe del Likud se encargó de aclarar que no habló con la funcionaria de la Casa Blanca sobre un futuro Estado palestino.

En cuanto al tema de Irán, Clinton dijo que Washington "comparte los temores de Israel respecto de la carrera de Irán para obtener armas nucleares y por los financiamientos de Teherán a organizaciones terroristas como Hamas y Hezbolá".

Pero prometió "hacer todo lo posible para evitar que Teherán posea la bomba atómica".

La funcionaria estadounidense destacó que su país cooperará con cualquier gobierno democráticamente elegido en Israel.

De paso, también anunció la intención de Washington de entablar un diálogo con Damasco.

"Enviaremos un representante del Departamento de Estado y uno de la Casa Blanca para examinar con Siria las cuestiones bilaterales", sobre "un cierto número de temas", dijo Clinton a la prensa.

Hoy está previsto que se traslade a Ramalá para reunirse con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, con quien se descuenta hablará sobre el avance de las negociaciones interpalestinas para un futuro gobierno de unidad.

En el entorno de Abbas se teme que un gobierno israelí de derecha encabezado por Netanyahu no sólo frene el auspicio norteamericano de relanzar el diálogo de paz, sino que disuelva "el concepto mismo de dos pueblo, dos estados".

Clinton también debutará en las reuniones formales del Consejo de la OTAN con Rusia, prevista para mañana en Bruselas.

"El nuevo gobierno norteamericano piensa hacer un esfuerzo para revitalizar las relaciones entre Estados Unidos y los aliados, que quiere decir un mayor esfuerzo para escuchar, consultar, construir un compromiso compartido en un espíritu de solidaridad", señaló una fuente de Washington.

Comentá la nota