Durante el verano se triplica el empleo en el sector turístico

Los sectores productivos vinculados al turismo incrementan la demanda de empleados. Nación, Provincia y Uthgra controlarán el cumplimiento de normas laborales.
A pesar que la última publicación del Indec muestra una leve recuperación del empleo en Mar del Plata durante el tercer trimestre del año respecto al segundo, el dato preocupante es que hubo un crecimiento interanual del desempleo, si se toma como referencia la misma época de 2008. En este contexto, Mar del Plata suele presentar un proceso peculiar durante la temporada de verano, ya que los sectores gastronómico, hotelero y comercial suelen incrementar la demanda de puestos de trabajo.

Si bien la mayoría de los pedidos son temporales, lo llamativo es que durante el verano la ciudad incrementa alrededor de 200 por ciento el trabajo en aquellos sectores productivos vinculados con el movimiento turístico. De alrededor de 1.000 asegurados en invierno se pasa a unos 3.000, aseguró la secretaria general de la Unión de Trabajadores Hoteleros Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra) de Mar del Plata, Mercedes Morro.

Uno de los aspectos en los que se hará hincapié este verano es en el control y eliminación del trabajo en negro. "El empleo en blanco está entre el 65 y 70 por ciento aproximadamente. Esta temporada, el gremio dispondrá de 15 inspectores propios y trabajará junto a los ministerios de Trabajo de la Provincia y la Nación", adelantó Morro.

Otro de los aspectos que controlarán los inspectores es el cumplimiento del horario laboral y del pago de haberes correspondiente. "Estamos acordando con los empresarios para que los trabajadores reciban el plus temporal, que es casi un sueldo completo repartido en los tres meses", consignó Morro a LA CAPITAL.

En los balnearios

El presidente de Cámara de Empresarios de Balnearios de la República Argentina (Cebra), Sergio Goranski, admitió que hasta el momento las reservas de carpas y sombrillas está entre el 12 y el 15 por ciento por debajo del año pasado, aunque mantiene la esperanza de una buena temporada, basándose en la presumible mejora del clima y los precios altos que tienen Brasil, Uruguay y Chile.

"Los índices de los últimos fines de semana no son buenos, pero tampoco acompañó el clima. Encima, no hubo fin de semana largo porque el Día de la Inmaculada Concepción cayó martes y hubo mucha gente que finalmente no vino", explicó el empresario.

Una de las posibles razones de los datos que se manejan en Cebra es que muchos potenciales turistas, sobre todo marplatenses, reservarán sobre la hora, poco antes de iniciar su período de descanso. "No va a ser ésta una temporada donde la gente venga por uno o dos meses, sino que será por períodos más cortos", vaticinó Goranski. Respecto a las tarifas, recalcó que se incrementaron no más del 13 por ciento respecto al año pasado.

Martilleros

En cambio, desde el Colegio de Martilleros, su presidente, Miguel Angel Donsini, aseguró que el nivel de reservas está el 10 por ciento arriba de lo registrado el año pasado a esta misma altura. "No está igual en todos lados, algunos sectores bajaron; otros subieron, pero en general estamos muy bien. Eso, a pesar que el clima no ayuda todavía. Hay que recordar que el año pasado tuvimos días de 28° en diciembre", evocó Donsini.

De momento se están concretando operaciones para la primera quincena (las reservas están en el orden del 50 por ciento y se espera alcanzar el 70 por ciento) y también para la segunda. "Después de enero se calcula que vienen turistas por menos días, una semana o cinco días", señaló Donsini.

"El clima influye mucho en la conducta y decisiones de los turistas; además, se está dando la costumbre de reservar casi sobre la hora", razonó el presidente del Colegio de Martilleros.

Comentá la nota