Durante el fin de semana largo faltó el agua en gran parte de la zona sur

El titular de OSSE, Mario Dell'Olio, afirmó que se están haciendo obras para volver a contar con el 100% del sistema. Una de las causas es que se roban los transformadores de EDEA que permiten el bombeo. También influyeron las altas temperaturas y la gran afluencia de turistas.
La combinación de altas temperaturas con la presencia en la ciudad de miles de turistas y la salida de funcionamiento de ocho pozos del Acueducto Sur trajo consecuencias negativas para la zona sur de la ciudad, donde el agua perdió presión y en más de una ocasión directamente faltó durante el pasado fin de semana largo.

El titular de Obras Sanitarias Sociedad de Estado -OSSE-, Mario Dell'Olio, reconoció las fallas en el servicio en diálogo con LA CAPITAL aunque aclaró que ayer la situación ya se había normalizado y que se están realizando obras contra reloj para que este tipo de fenómenos no se repita -o por lo menos tenga el menor impacto posible- durante la inminente temporada de verano.

Dell'Olio explicó que el problema afectó a gran parte de la zona sur de la ciudad, "fundamentalmente -especificó- a barrios como Colinas, Juramento y San Martín y la zona de Cerrito".

En cuanto a las causas, explicó que ocho pozos del Acueducto Sur -que constituyen aproximadamente el 20% de la red- están fuera de funcionamiento por falta de suministro eléctrico y precisó que este problema se origina, a su vez, en sucesivos robos de los que ha sido víctima la empresa EDEA.

"Las dos empresas han hecho ya las denuncias pertinentes" relató Dell'Olio quien especificó que "habitualmente la falta de funcionamiento de esos pozos no se nota pero cuando se produce un alza del consumo como la de este fin de semana, en la que se combinaron las altas temperaturas y la gran afluencia de gente, produce este tipo de inconvenientes".

Además recordó que "muchos de esos barrios tienen redes que han hecho los vecinos y que no reúnen las condiciones" y que "estos son días en los que muchos hogares hacen su aprovisionamiento de agua, con lo que el problema se agrava más".

Consultado sobre las medidas a adoptar para solucionar esta situación, Dell'Olio relató que "se están construyendo instalaciones más protegidas, cámaras subterráneas donde se instalarán los aparatos de EDEA. Esperamos que estén finalizadas antes de las fiestas de fin de año, para así poder afrontar la demanda del verano con el 100% del sistema" añadió el titular.

Otras obras

Más adelante Dell'Olio reconoció que el Acueducto Sur no es el único problema. "Estamos trabajando en otras obras que reforzarán toda la red, no solo en este sector de la ciudad" explicó y detalló que "estamos consiguiendo los fondos a través de Nación para poder realizar obras que garanticen tanto la impulsión como la distribución".

"Además -añadió- en el presupuesto del año que viene está previsto licitar parte de Faro Norte y se está trabajando para comenzar a prestar el servicio en las partes del Bosque de Peralta Ramos en las que hoy no opera OSSE".

"También estamos trabajando con los vecinos de Santa Celina, donde hasta julio rige un convenio a través del cual la que presta el servicio es la sociedad de fomento -continuó Dell'Olio-. Y además hay que realizar algunas obras de infraestructura muy grandes, como es el acueducto central, que sería la solución definitiva.

En este contexto, Dell'Olio especificó que la expansión de las redes no tiene fuente de financiamiento a través de la tarifa del agua, que solo se destina a operación y mantenimiento del servicio. "Las obras que se están haciendo son gracias a un gran esfuerzo, no solo nuestro sino también de la Nación y la Provincia, que afortunadamente nos apoyan mucho" especificó -ver aparte-.

Llamado a los vecinos

Según el funcionario municipal, estas obras deberían ser acompañadas por los vecinos con distintas medidas.

En primer lugar mencionó que cada vivienda debe contar con su correspondiente tanque de agua. "Eso le permite a cada vivienda tener una reserva de mil litros o de quinientos litros -describió-. Si no lo tienen, cuando por algún motivo baja la presión de la red, se quedan automáticamente sin agua".

Otro factor a tener en cuenta es el ahorro. En este sentido Dell'Olio recordó que se está realizando una campaña de concientización en el marco de la cual se han mantenido diversas reuniones con titulares de balnearios de Punta Mogotes, Playa Grande y la zona sur.

"Este verano vamos a instalar afiches, concientizando a la gente para que no derroche el agua" relató y puntualizó que se autorizó a algunos balnearios a realizar sus propios pozos, lo cual disminuirá la demanda sobre la red general.

"La idea es racionalizar y hacer un uso adecuado del agua" relató el titular de OSSE, quien puso como ejemplo que "en Mar del Plata se consume un promedio de 400 litros de agua por día por habitante, cuando la cifra mundial es de 150".

"Si bajáramos un poco el consumo podríamos suministrar sin inconvenientes a todos aquellos que lo necesitan" concluyó.

En Sierra de los Padres

El barrio Sierra de los Padres también padeció la falta de agua durante el último fin de semana largo, aunque por razones diferentes al resto de la ciudad. Sucede que allí el servicio es cubierto a la cooperativa de agua del sector, que preside Juan Carlos Ferrer. Ayer LA CAPITAL intentó infructuosamente comunicarse con autoridades de la cooperativa para que explicaran los motivos de la situación, que denunciaron varios vecinos afectó a gran parte del sector.

Viajes

El titular de OSSE, Mario Dell'Olio, viajó ayer a Capital Federal donde se reunió con autoridades del Enosa para analizar la marcha de la obra del emisario submarino, así como otros emprendimientos conjuntos. Asimismo se reunió con autoridades del BID, con quienes estudió la posible financiación de una nueva planta de efluentes. "Demandaría una inversión de entre 80 y 90 millones de pesos, una inversión muy difícil de afrontar para OSSE" afirmó Dell'Olio.

Comentá la nota