DURANTE UN PLENARIO EN LOMAS Solá respondió que "traidores son los que traicionan la confianza de quienes los votaron"

 DURANTE UN PLENARIO EN LOMAS    Solá respondió que
En el marco de un plenario del justicialismo disidente celebrado anoche en Lomas de Zamora, el diputado nacional ratificó sus aspiraciones de ser Presidente en 2011 y expuso los ejes sobre los que girará el accionar de Unión Peronista en las elecciones de octubre. En este contexto instó a los militantes “a ser amplios” y asumir el “compromiso del peronismo de gobernar para la mayoría”. Además, se refirió a su relación con el oficialismo y remarcó que traidores son “los que traicionan la confianza de los que los votaron”.

Con un pedido de “convicción, pelotas y militancia”, el diputado nacional y líder del movimiento Unión Peronista, Felipe Sola, puso de manifiesto anoche durante un plenario partidario celebrado en Lomas de Zamora los ejes sobre los que girará el trabajo del espacio de cara a las elecciones legislativas de octubre.

“Esta es una convicción que me nace del corazón y que quiero transmitírsela a todos ustedes: este país se arregla de arriba para abajo y no al revés, hay que cambiar la conducción”, completó.

Eufórico y elocuente, Solá ratificó anoche sus aspiraciones de pelear por la presidencia de la Nación en 2011 y expuso a grandes rasgos los axiomas que guiarán el accionar del “peronismo disidente” de la provincia de Buenos Aires.

Además, manifestó su intención de “recuperar un peronismo basado en la doctrina de Perón y Evita” y recordó que éste nació predestinado “para gobernar para una mayoría y no para una minoría”.

“El que se resiste a gobernar para el pueblo argentino, y lo hace sólo para una minoría, se resiste a llevar adelante su historia. Es necesario reconstruir la posibilidad de volver a ser mayoría porque no hemos nacido para ser minoría ni oposición, lo hemos hecho para conducir, aquel que no lo entienda así está equivocado y debe salir”, disparó el ex gobernador de la provincia en clara alusión al gobierno actual de Cristina Fernández de Kirchner.

En tanto, recalcó que las características que debe presentar un verdadero conductor, previo a recordar la figura del general Juan Domingo Perón, “son las de persuadir y respetar al compañero” y no las de “confrontar y agredir a los demás”.

“Eso es lo que debemos exigirle a un verdadero conductor y el que no pueda cumplir con eso debe dar un paso al costado. Para vencer hay que ser creativo y respetuoso, humilde y valiente, nunca agresivo”, completó.

Solá encabezó anoche en el centro el comando electoral de la Tercera Sección electoral un plenario político junto al flamante presidente del bloque UP en la cámara de diputados de la provincia, Osvaldo Mercuri (que ofició además de anfitrión en la sede de la Fundación Ecológica de Laprida al 900), el ex rector de la Universidad de Lomas de Zamora, Omar Szulak; la diputada nacional Patricia Gardella, los legisladores bonaerenses Marcela Pérez de Ibarra (Lanús), Ricardo Giacobe (Berazategui) y Adalberto Simón (Bahía Blanca); los dirigentes justicialistas de Avellaneda Alberto Roberti y Mónica López, entre otros ediles y dirigentes de los 19 distritos de la sección.

El legislador, que llegó acompañado por Carlos Brown y Roberto Moulleirón, fue precedido en el uso de la palabra por Mércuri, que en un tan breve como encendido discurso calentó la reunión con una convocatoria a respaldar a quien -según sus palabras- “encabezará la lista de diputados por la provincia este año y será presidente de la Nación en 2011”.

Luego, ante un auditorio colmado por casi un millar de personas –muchas de las cuales no pudieron ingresar al salón principal-, Solá llamó a los presentes a “volver a las fuentes del peronismo” y reconstruir “la alianza de clases”.

“Tenemos que reconstruir la autoridad moral. La única manera de rescatar a los excluidos y devolverles la dignidad es a través de una unión de clases. No vamos a poder ayudarles nunca a recuperar el trabajo si los del medio, que son la mayoría, no nos ayudan”, explicó el legislador.

Y agregó enseguida para generar uno de los aplausos más fuertes de la noche: “Si Evita se levantará y viera esto, a lo que llegamos, no cagaría a patadas a todos, sin excepción”.

Asimismo, recalcó que si bien esa relación entre clases “parece algo circunstancial, es fundamental” porque no hay que olvidar “lo que decía Martín Fierro: ‘Los hermanos deben ser unidos porque esa es la ley primera’”.

Durante otro tramo de su discurso, el dirigente peronista se refirió a las críticas que llegaron por su decisión de romper con el oficialismo y encabezar una frente “disidente” en la estructura partidaria.

En ese punto, aseguró no sentirse “un traidor” y remarcó que ese tipo de conductas “se dan siempre de manera imprevista y por la espalda”. “En cualquier caso es una medalla que tengo cerca del corazón que me acusen de traidor aquellos que traicionaron la confianza de quienes los votaron”, subrayó, al tiempo que hizo notar que su “alejamiento del kirchnerismo fue lento y conocido por todos”.

Respecto al trabajo con vistas al primer desafió que tendrá el sector, los comicios legislativos de octubre, el ex secretario de Agricultura reconoció que se deberá “ir rápido” y se podrán “cometer algunos errores por esa velocidad”.

No obstante, de inmediato recordó que “Perón construyó su movimiento en muy poco tiempo” a partir de “un grupo heterogéneo de movimientos” tras el 17 de octubre de 1945.

“No son tiempos para dudar, hay que ir al frente y estar abiertos. Nos une lo que sentimos, el peronismo nace del corazón y no de la razón, Si compartimos la misma indignación ante la desigualdad somos todos del partido Justicialista”, explicó.

Y puntualizó: “En las elecciones no hay que elegir como en las góndolas de un almacén. Hay que elegir con las tripas, hay que jugarse e ir para adelante. No hay que ver la política como algo malo y recordar que mucha gente murió cuando hablar de ella era mala palabra”.

Comentá la nota