Durante dos horas se volcaron líquidos cloacales al Lago Nahuel Huapi

Fue producto de la fisura de un caño en el kilómetro tres de Avenida Bustillo, a metros de donde hace cuarenta días se produjo un hecho similar.
Advierten sobre la necesidad de tomar medidas a mediano plazo como el cambio del colector que implicaría una inversión aproximada de 2,5 millones de pesos que debería desembolsar la Provincia. De seguir como hasta ahora "vamos a estar con el corazón en la boca permanentemente", alertaron desde el área de Saneamiento de la C.E.B.

Esta mañana la rotura del colector cloacal oeste provocó durante aproximadamente dos horas el vertido de líquido en crudo hacia el Lago Nahuel Huapi. El hecho ocurrió pasadas las diez de la mañana cuando el área de Saneamiento de la Cooperativa de Electricidad Bariloche detectó una fisura en el caño a la altura del Km. 2,600 de la Avenida Bustillo, próximo al Hotel Villa Huinid- y puso en marcha el protocolo de emergencia dando aviso a la secretaría de Medio Ambiente, Defensa Civil, y otros organismos.

"Algo está pasando con el paquete estructural del colector que lo está debilitando", advirtió el Subsecretario Municipal de Medio Ambiente Luciano Signore, luego de visitar la zona. Además Signore recordó que el hecho se produjo a metros del lugar de donde hace hace poco más de un mes se detectó un acontecimiento similar.

Según explicó Horacio Fernández, de Saneamiento, en diálogo con ANB, los motivos de estas roturas podrían ser producto de los colectores tapados y el debilitamiento del soporte del caño por el peso que sostienen, teniendo en cuenta el gran movimiento de vehículos pesados que estacionan o giran en esa zona al costado de la ruta.

Si bien en un principio el derrame llegó a la banquina y a la costa sin tocar el lago, al reparar el caño que tiene que ser realizado en seco, provocó nuevamente el derrame de líquido en crudo al lago.

Para Fernández es necesario pensar de manera inmediata en medidas preventivas y resolutivas para a fin de que no se sigan produciendo más derrames. "Vamos a estar con el corazón en la boca permanentemente, la última vez fue hace cuarenta días y esto puede volver a ocurrir mañana".

A mediados de mayo Viarse, el Municipio, el DPA, y la CEB mantendrán una reunión donde analizarán la manera de estabilizar la banquina y así evitar que se siga quebrando el caño.

"A mediano plazo habría que cambiar el colector", indicó Fernández y agregó que "hay que hacerlo porque hay mucho en juego".

La obra de cambio de colector la debiera hacer la Provincia con una inversión aproximada de 2,5 millones de pesos.

Comentá la nota