DURANTE UN AÑO FUNCIONó CON CUATRO MIEMBROS El STJ está completo: asumió el cuestionado juez Mustapich

Difícil: el presidente del STJ aprovechó que el gobernador estaba en el acto para recordarle que cada vez es “más difícil” estar al frente de ese organismo, no sólo por la solución que hay que darles a las causas judiciales, sino también por los inconvenientes que presenta el “gerenciamiento” del Poder Judicial.
Después de que durante un año funcionara con sólo cuatro integrantes, el Superior Tribunal de Justicia quedó ayer completo: asumió en su cargo, designado por el gobernador Oscar Mario Jorge, el cuestionado juez Tomás Mustapich.

Mustapich gritó bien fuerte el “Sí, juro”, por Dios, por la Patria y sobre los Santos Evangelios. El presidente del STJ, Víctor Menéndez, no disimuló su satisfacción por el hecho de que ahora el máximo organismo judicial tendrá a sus cinco integrantes, tras la jubilación de Eduardo Mariano Santiago Cobo.

Tras el juramento y el saludo de rigor al titular del STJ, Mustapich extendió su mano para agradecerle a Luis “Cacho” Campo, el vicegobernador, oriundo de la misma General Pico. Se miraron con un gesto de mutua cordialidad. Y sonrieron, contentos.

En el acto estuvo también el gobernador Oscar Mario Jorge. Asistieron, obviamente, los otros integrantes del STJ (Julio Pelizzari, Rosa Vázquez, Eduardo Fernández Mendía), el procurador general Mario Bongianino, el ministro de Gobierno, Justicia y Seguridad César Rodríguez y el intendente de Santa Rosa, Francisco Torroba, entre otras autoridades.

Mustapich consiguió el cargo merced al único voto de los diputados del Partido Justicialista: la oposición lo rechazó, después de que recibiera severos cuestionamientos por distintos fallos y conductas mientras se desempeñó como integrante de la Cámara del Crimen de General Pico.

La última acusación contra Mustapich derivó en el inicio de un sumario para que se determine si cometió un plagio. Se determinó que no merecía sanción. Ayer, el autor del sumario -Filinto Rebecchi- estuvo presente en el acto de asunción.

Menéndez, en un contexto particularmente crítico para el Poder Judicial y en un momento en el que arrecian reclamos por mayor presupuesto, aprovechó la ocasión para recordarle al gobernador que es “cada vez más difícil” comandar el STJ, por la “diversidad y complejidad” que afronta, no sólo desde la resolución de causas judiciales, sino también en lo referido al “gerenciamiento”.

Señaló entre otras cosas que la comunidad reclama “con mayor vehemencia” soluciones de la Justicia. A Mustapich le dio la “bienvenida con la seguridad de que proporcionará lo mejor de sí en aras de una mejor Justicia”.

Comentá la nota