Durante 2008 se registró una caída de un 5% en los ingresos

Otro dato negativo que se suma a la administración del ARI. Mientras que en el año 2007, período electoral, el caudal de ingresos nacionales tuvo un incremento del 29,2 por ciento, durante el año pasado se desplomó al 24,2 por ciento. La crisis interna del agro y los cimbronazos del crack financiero internacional son dos motivos económicos a este resultado.
En medio de las dificultades financieras que atraviesa el Gobierno provincial, que se puede palpar en los problemas para cancelar en tiempo y forma los salarios a los empleados públicos, se suma un dato negativo más: durante el año 2008 los recursos que giró el Gobierno nacional cayeron en cinco puntos respecto a lo ocurrido en el año inmediato anterior.

Así se puede observar de comparar los fondos que la provincia percibió en concepto de coparticipación nacional durante los doce meses del año pasado, que sumaron 824.451.698 pesos; superando en un 24,2% lo del año antepasado, cuando esos ingresos se ubicaron en la suma total de 663.524.671 pesos.

Pero, al comparar los recursos nacionales del año 2007 con los del período 2006 se puede observar que el crecimiento operado fue de un 29,2 por ciento; al haber alcanzado la suma de 513,4 millones de pesos.

En este caso se debe tener en cuenta que la administración de la provincia estaba en manos del peronismo y que el año pasado, al ser electoral, la Nación inyectó más fondos, por una cuestión lógica de buscar retener el gobierno.

Ahora, durante 2008, con el cambio de gobierno y sobre todo por quedar la administración en manos del ARI (fuerza política que está confrontando permanentemente con el Gobierno de Kirchner), la Nación remitió a la provincia los recursos que por ley se obliga, sin ninguna ayuda extra.

El costado económico

Pero este efecto negativo no sólo debe tener una lectura política. A principio del año 2008 se desató una crisis interna en el país, con el conflicto agropecuario, a lo que se sumó que durante la segunda mitad del período se comenzaran a sentir los cimbronazos de la crisis internacional.

El Gobierno nacional sufrió una merma en la recaudación fiscal durante el último cuatrimestre y eso se refleja en los fondos que gira a las provincias y, sobre todo en Tierra del Fuego, distrito donde desde el mes de agosto la caída fue constante. En diciembre, por ejemplo, se registró una caída del 1,1% respecto al mes de noviembre.

Las proyecciones no son buenas

Un informe sobre la proyección a futuro de las economías domésticas de las provincias indica que habrá una «desaceleración de la tasa de crecimiento de los recursos tributarios, tanto de origen nacional como provincial. Esto se traducirá en menores recursos disponibles para atender las demandas salariales y gastos operativos».

La consultora Economía & Regiones indica en su informe que se evidenciará también «una desaceleración en la coparticipación a municipios, principal fuente de recursos que éstos utilizan para pagar salarios. En el mismo sentido, pueden surgir problemas en el pago a proveedores, con la consecuente cancelación o postergación de obligaciones».

En el caso de Tierra del Fuego, se evidencia que el Gobierno provincial restringió el normal goteo diario a las municipalidades, como consecuencia del desfinanciamiento que atraviesa, sobre todo porque está priorizando el pago de los salarios a los empleados públicos, por sobre toda otra obligación corriente.

La consultora especializada en el panorama económico traza dos panoramas que se pueden dar durante el año próximo en materia de recursos que recibirá la provincia, por coparticipación.

«En el escenario más optimista, los recursos crecerían un 20% respecto a 2008, mientras los de coparticipación lo harían en un 18% (frente al 25,6% observado en 2008)».

«En el escenario de Recesión con Equilibrio, el más probable, los ingresos tributarios de origen provincial crecerían un 16% mientras los ingresos por coparticipación lo harían en un 10%. Y en el escenario más pesimista, crecerían un 7% y 5%, respectivamente».

EN DICIEMBRE

Durante el último mes del año, el Gobierno nacional remitió a Tierra del Fuego la suma de 68.408.685 pesos en concepto de coparticipación federal de impuestos y de otros fondos que tienen afectación específica como por ejemplo la que se destina al financiamiento del sector educativo.

En noviembre los recursos que recibió la provincia fueron de 69,2 millones de pesos; por lo tanto se puede evidenciar una nueva caída que se ubicó en el 1,1 por ciento. En tanto, al compararlo con los de diciembre del año 2007; hubo un incremento del 6,4 por ciento.

Comentá la nota