DURA RéPLICA DE ATE A LOS ANUNCIOS DEL GOBERNADOR “Jorge pretende manejarse como en la dictadura”

Paro: los gremios estatales ratificaron el paro para la semana próxima y le piden al gobernador Jorge una recomposición de sueldo real para frenar las protestas. “Los regalitos están bien para el arbolito de Navidad. Queremos conversar de la remuneración salarial de este año y del que viene”, dijo Ricardo Araujo, secretario adjunto de ATE, sobre la posibilidad de incrementar la suma fija de enero que mencionó Jorge.
“Pretende manejarse como en la dictadura”, dijeron los dirigentes de ATE, saliendo al cruce del anuncio del gobernador Oscar Mario Jorge de que se descontarán los días de paro a los trabajadores estatales y que se estudia otro mecanismo para discutir salarios, sin contemplar la paritaria.

El gremio ratificó el paro del miércoles y jueves de la semana próxima. El primer día realizarán una marcha hasta Casa de Gobierno. La medida de retrotraer el interés en los préstamos del ISS (del 25% se vuelve al 18%) y el blanqueo de algunos adicionales, no le bajó los decibeles a la protesta por una recomposición salarial.

En conferencia de prensa, Ricardo Araujo, Daniel Pérez y Liliana Rechimont, de la conducción del gremio, fustigaron el anuncio de Jorge de que se descontarán en diciembre los días de paro. “Descontar significa sanción. Y una sanción tendría que darse a través de un sumario. Para eso está la Fiscalía de Investigaciones Administrativas”, dijo Pérez.

Los gremialistas contaron el caso de una trabajadora que bajó de Casa de Gobierno una hora, a una movilización, y le descontaron $ 176,60, el día entero. “Si nos remitimos al artículo 14 bis de la Constitución, que garantiza el derecho a la huelga, el Gobierno provincial no lo está respetando”, añadió.

Por otro lado, aclaró que “no tiene que tomar los $ 3.200 que estamos pidiendo como un básico, sino como un sueldo mínimo, sino estaríamos hablando de una categoría 1 con un sueldo de $ 15.000. Nadie tiene que estar ganando menos de $ 3.200 y, así y todo, estaríamos por debajo de la canasta básica de alimentos”, precisó.

“Con el blanqueo de los estímulos y adicionales, estamos asegurando la jubilación, pero por otro lado nos están rebajando el sueldo. Esto nos está llevando a incrementar la fuerza de las medidas que vendrán”, advirtió.

Por su parte, Araujo criticó al gobernador porque analiza un mecanismo para remplazar las paritarias del sector. “Dice que no le cierra que modifique la ley. Pero la paritaria está por encima de la ley. Si no sabía eso, está en contra de la paritaria aunque lo niegue. No va a encontrar la forma de que una paritaria no modifique la ley”, expresó el sindicalista.

También le recomendó “aprender” del ex gobernador peronista José Aquiles Regazzoli. “Hizo una gran paritaria, acordó una remuneración para el personal de la administración, y luego creó la 643 y puso la remuneración en la ley. El Presupuesto se adaptaba a esa ley”, indicó.

“Hace 25 años que estamos en democracia y tenemos la ley conculcada, el artículo 53 que determinaba la remuneración del personal no está en vigencia, entonces no hay una ley que garantice el sueldo. El gobernador quiere manejar el sueldo de los trabajadores”, se quejó.

“La única forma de hacer una ley que respete el Presupuesto sería que el sueldo esté acordado por ley. Para eso hay que hacer una gran paritaria. O pretende manejarse como hacía la dictadura, que me parece que eso es lo que lo confunde al gobernador. La dictadura eliminó la paritaria y los conflictos laborales”, comparó.

- El habla de otra forma de negociación -apuntó la prensa.

- Quiere descubrir algo que no existe. Eso es lo que nos preocupa. Sea como sea, por ley o por paritaria, primero tiene que acordar con los trabajadores. Esa es la cuestión. Si quiere hacer descuento salarial, de acuerdo a la legislación vigente, que algún funcionario del Gobierno nos diga cuál es esa legislación vigente. No conocemos ninguna legislación que permita el descuento salarial. No existe en La Pampa, salvo la 643, pero exige primero una sanción y un sumario previo.

- Jorge dijo que darán una suma fija en enero.

- Sigue insistiendo en forma obcecada con la misma idea de dar una suma salarial en negro y por única vez. No queremos eso. Los regalitos están bien en el arbolito de navidad. Queremos conversar con el gobernador la cuestión de la remuneración salarial de este año y del año que viene. Usa el argumento de la crisis que se avecina. Pero esta realidad la teníamos en marzo, en abril, en mayo, teníamos la misma discusión y el país estaba creciendo al 8%. La crisis es un argumento del cual se agarra ahora.

- Jorge también dice que se apega a la política salarial de los privados, fijada por el Gobierno nacional.

- Pero ahí el gobernador vuelve a cometer otro error de interpretación. Compara el sueldo de un repositor de un supermercado con el sueldo de una enfermera o un chofer de ambulancia. No es lo mismo. El dice que nosotros tenemos 1.782 de mínimo y que el comercio el mínimo es 1.400. Pero está hablando de alguien que se inicia en la cadena laboral, no de alguien que tiene 15 años en la administración pública o que tiene la responsabilidad de un enfermero.

- ¿Ratifican el paro de miércoles y jueves?

- Vamos a parar, salvo que el gobernador nos convoque pero a dialogar en serio. No a dar una opinión que nosotros tenemos que respetar. Los argumentos que esgrime son falaces. Y con esos argumentos no estamos de acuerdo. Ofende nuestra inteligencia que la paritaria podría modificar la ley. Por supuesto, ¿o pretende el gobernador ser rey y decidir él cuánto ganan los trabajadores? No es así, tiene que acordarlo con nosotros. De una vez para siempre o todas las veces, eso lo podemos determinar en la paritaria.

Finalmente, Pérez aclaró que “fuimos comprensivos y moderados, no nos quedó otra cosa con la respuesta que nos daba, terminábamos en una charla de café, donde nos quería convencer que era lo único que tenía. ¿Qué tenemos que esperar? No damos más”.

“El Gobierno tiene que buscar otro tipo de salida, o en marzo del año que viene las medidas van a ser mucho más drásticas. Esto no es amenazar, es la realidad. Imponiendo el miedo, no doblegarán la fuerza del trabajador”, concluyó.

Comentá la nota