Dura ofensiva oficial contra la oposición en Caracas

Es Christopher McMullen, que además informó sobre las bases de EE.UU. en Colombia.
El alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, debió regresar ayer precipitadamente a su país desde Buenos Aires, donde se encontraba de visita oficial, luego de que su mano derecha y prefecto de esa ciudad, Richard Blanco, fuera arrestado por la policía venezolana cuando participaba de una protesta contra un proyecto de ley que recorta ingresos y atribuciones a la comuna. Durante la manifestación, que fue reprimida con gases lacrimógenos, también fueron detenidos el jefe de prensa de la alcaldía, David Pérez Hansen, y otros 15 empleados del organismo. Todos quedaron posteriormente en libertad.

Ledezma, uno de los líderes de la oposición, derrotó al chavismo en las elecciones de noviembre último con el 53% de los votos. Sin embargo, el gobierno de Hugo Chávez limitó luego sus facultades al hacer votar una ley en el Parlamento, dominado por el oficialismo, que creó la figura de un jefe de gobierno por encima del puesto de Ledezma. Su despacho fue ocupado por la nueva autoridad, que también absorbió parte de las funciones y presupuesto del alcalde.

"Los arrestos están vinculados con las críticas de Ledezma a la situación de la alcaldía, justo antes de la presencia de Chávez en la cumbre de Unasur", dijeron allegados a la comitiva del alcalde en Buenos Aires. Cuando fueron arrestados, Blanco y los colaboradores de Ledezma intentaban entregar en el Tribunal Supremo de Justicia un documento sobre la situación de riesgo en que se hallan unos 8.000 puestos de trabajo por el recorte de ingresos.

Comentá la nota