Dura ofensiva mediática en Irán contra el ex presidente Rafsanjani

Un diario ultraconservador iraní cercano al guía supremo Ali Jamenei lanzó ayer una ofensiva mediática contra el ex presidente iraní Akbar Rafsanjani, acusado de apoyar a los "subversivos" que denuncian fraude en las elecciones del 12 de junio, lanzó ayer. En un editorial que pone en evidencia las disputas en el seno del régimen iraní, el director del periódico Kayhan, Hossein Shariatmadari, fustigó también a Rafsanjani por haber sostenido durante los tradicionales rezos del viernes que el país está en crisis.
En su sermón, como ayer informó Clarín, Rafsanjani dijo que numerosos iraníes tienen dudas sobre el resultado oficial de las elecciones en las que resultó reelecto el presidente Mahmud Ahmadinejad y llamó a la liberación de todos los detenidos. También dijo que estaba armando una salida a la "crisis política".

Jamenei en cambio apoyó las polémicas elecciones donde fue reelecto el presidente ultraconservador Mahmud Ahmadinejad, enfrentado con el moderado Rafsanjani.

Mientras el ex presidente hablaba el viernes, miles de simpatizantes del líder de la oposición derrotado en los comicios, Mir Hossein Musavi, cercano a Rafsanjani, realizaban manifestaciones fuera de la Universidad de Teherán, donde se realizaba la ceremonia.

La policía reprimió a los manifestantes y los disturbios se extendieron a otras zonas de la capital.

"Ciertamente Rafsanjani sabe qué cosa es una crisis. La palabra que calza más para definir la situación actual es complot", escribió Shariatmadari, un hombre considerado leal a Ahmadinejad. El director de Kayhan, que fue designado directamente por el ayatollah Jamenei, acusó a Rafsanjani de no haber hecho nada para impedir la manifestación y de apoyar "a los subversivos".

Comentá la nota