Dura medida de fuerza de trabajadores de Cosulán

PIDEN LIBRE AFILIACION. Los trabajadores de la planta textil «Cosulán», que está ubicada en la Ruta 25, en el camino que une Trelew con Rawson, retomaron ayer una dura protesta en las afueras del establecimiento, por disposición del asesor legal de esta empresa que prohibió la protesta en el interior del predio.
En este sentido, con quema de neumáticos y haciendo oír su reclamo, se encontraban los 60 trabajadores de la planta y, por otro lado, el vicepresidente de Cosulán, Máximo Gallia, también afuera de la planta textil.

El eje principal del reclamo, que comenzó hace unos días y quedó supeditado a la conciliación obligatoria cuyo plazo venció ayer, tiene que ver con dos despidos que hubo y la amenaza de más despidos a trabajadores que se afiliaron al gremio textil.

El delegado de la Asociación Obrera Textil (AOT), Roberto Guayquillán, señaló que los trabajadores están en la misma situación y sin dialogar con la parte empresarial, porque la empresa «no quiere que entre el gremio AOT a la fábrica. Y nosotros somos afiliados a este gremio».

En esta planta «fuimos despedidos dos trabajadores». Y la situación de malestar e incertidumbre «se vive desde hace casi un mes, hay muchas persecuciones, amenazas, aprietes y suspensiones».

Vale recordar que «Cosulán» hace 25 años que está en la zona y el rubro al que se dedica es al lavado, peinaduría y clasificación de lana.

Por el momento, la medida de fuerza, con paro durante las 24 horas, será por tiempo indeterminado.

SIN PRECEDENTES

Por su parte, el secretario adjunto a la AOT, Sergio Cárdenas, dijo que este reclamo «no tiene precedentes» ya que no hay diálogo con la empresa y «quien dirige los hilos acá es el asesor legal, que mal los asesora, porque ha ordenado el cierre de portones y empuja a los obreros a la Ruta», dijo Cárdenas.

Esta confrontación «no tiene precedentes en el Parque Industrial y las consecuencias de esta medida son impredecibles. Por ahora, el paro es por tiempo indeterminado».

Dijo Cárdenas que la empresa «no respeta el expediente 86.705/09 que está homologado en el Ministerio de Trabajo de la Nación. Desde el 1º de setiembre, por recomendación del abogado, los trabajadores han sido víctimas de torturas psicológicas, aprietes y amenazas.

«Según la empresa, los trabajadores están en un acto de rebeldía porque 49 obreros decidieron afiliarse» al gremio textil, señaló el dirigente de la AOT.

El «asesor legal es perverso, llevó el conflicto a una salida sin fondo y está dilatando absolutamente todo».

Además, según Cárdenas, dijo que el asesor legal de «Cosulán», «dice que el gremio no tiene personería gremial. La AOT tiene personería gremial desde el año 1945».

Comentá la nota