Dura exigencia de Ominami para dar su respaldo a Frei

Pidió la dimisión de los jefes de la Concertación, que necesita su apoyo para doblegar a Piñera
SANTIAGO, Chile.- La frase la dijo un importante dirigente oficialista la misma noche del domingo en que se selló el paso de Sebastián Piñera y Eduardo Frei al ballottage de enero, lo que relegó al sorprendente Marco Enríquez-Ominami al tercer lugar. "Marco venderá su derrota a un precio impagable", aventuró.

Y no se equivocó. Poco después, en su discurso de agradecimiento, el diputado independiente emplazaba a los presidentes de los cuatro partidos que conforman la Concertación a renunciar como una muestra de renovación en el oficialismo.

El mensaje caló hondo. Ayer, luego de una reunión entre Frei y los parlamentarios oficialistas, el diputado electo y presidente del Partido por la Democracia (PPD), Pepe Auth, ofreció sacrificarse en función de la unión de fuerzas ante Piñera.

"Ningún perno me aferra a la silla en la que estoy sentado y si hay alguien importante, como Marco, cuya contribución al triunfo del 17 de enero depende de mi permanencia en el cargo, yo me demoro dos segundos en dejarlo, si es condición para que él se ponga a trabajar de lleno en la campaña de Frei", dijo Auth, a cuya postura luego se sumó el vicepresidente del Partido Socialista (PS), Juan Pablo Letelier.

Pero no todos pensaron igual. El presidente de la Democracia Cristiana (DC), Juan Carlos Latorre, menospreció la idea de Enríquez-Ominami. "¿Por qué atender a este criterio de que todos los presidentes de la Concertación debieran renunciar? A mí me parece que es ridículo", aseveró Latorre.

Igual de reacio se mostró quien fuera su gran rival político, el presidente socialista, Camilo Escalona. "No debatiré públicamente temas internos, ni me haré cargo de ofensas personales, ya que creo que sólo evitando nuevas disputas podemos ayudar eficazmente al enorme esfuerzo que lleva adelante Eduardo Frei como nuestro abanderado", respondió Escalona.

Enríquez-Ominami, quien ayer donó su sueldo de parlamentario a la Corporación Nacional del Niño Lisiado, como se había comprometido, no quiso entrar en polémicas.

"Valoramos las palabras de Pepe Auth, valoramos que haya un presidente de partido que se dé cuenta que han tenido una conducción deficitaria, pero sigo creyendo que Chile quiere cambiar y sigo creyendo que no me corresponde a mí endosar votos, no soy dueño de los votos de nadie", dijo el parlamentario.

Su ambigüedad, sin embargo, no consiguió ocultar ciertas diferencias internas en el que fuera su comando. Mediante un comunicado público, titulado "Recambio real para Chile: Eduardo Frei, el candidato de la centroizquierda", varios de los adláteres de Enriquez-Ominami instaron a sus partidarios a que apoyen a Frei para la segunda vuelta.

"La elección definió que el candidato con mayor adhesión para representar a este mundo y derrotar a Piñera es Frei [...]. Varias fuerzas políticas, gremiales y sociales del comando de Marco creemos que un gobierno de Piñera es nefasto para el pueblo de Chile y constituye en un retroceso social", dice el documento firmado, entre otros, por el ex coordinador nacional de la campaña, Patricio Mery.

Nuevos refuerzos

En tanto, en una reacción al debut de la ex ministra Carolina Tohá como jefa de campaña de Frei, Piñera presentó ayer a sus cuatro nuevas voceras, las diputadas electas Mónica Zalaquett, Marcela Sabat, Karla Rubilar y la senadora Lily Pérez. También se sumaron al comando de Frei el subsecretario de Desarrollo Regional, Mahmoud Aleuy, el jefe de la Secretaría de Comunicaciones, Juan Carvajal y, como voceros, el senador Ricardo Lagos Weber y el alcalde Claudio Orrego.

Con todo, el escenario se ve muy complejo para el oficialismo. Piñera, quien se impuso por más de un millón de votos a Frei en la primera vuelta, necesita sumar sólo otro 6% para quedarse con la presidencia. Y apunta al electorado de Enríquez-Ominami, el cual, según la última encuesta CEP, debería traspasarle tan sólo un tercio de sus adherentes para que gane el ballottage.

Comentá la nota