Dura embestida de la CGT contra el Ministerio de Trabajo local

El camionero Oscar Larramendi pidió la renuncia del delegado pilarense de la dependencia.Lo acusó de inmiscuirse en una interna gremial para desplazar a la conducción de la central.
El secretario general de la CGT de Pilar, Oscar Larramendi, disparó munición gruesa sobre el delegado local del Ministerio de Trabajo bonaerense, Guillermo Lindoso, a quien llegó a pedirle públicamente la renuncia al cargo.

Desde la Provincia de Salta, donde se encuentra realizando actividades solidarias, Larramendi acusó al funcionario local de inmiscuirse en una interna sindical orquestada por gremios opositores con el objetivo de desplazar a la actual conducción de la central obrera.

Entrevistado por el programa SOS Noticias, de FM Plaza (sábados de 11 a 13) Larramendi señaló que un grupo de gremios a los que calificó como "opositores al peronismo" intenta posicionarse como referente del movimiento obrero local.

"Este es un momento político y los gremios opositores al peronismo y a la conducción del intendente (Humberto Zúcacro) buscan tirar palos", sostuvo el líder de los camioneros pilarenses que desde el 2005 conduce también la CGT.

En rigor, en las últimas semanas comenzó a circular la versión de que diferentes agrupaciones gremiales vinculadas al peronismo disidente estaban trabajando en una presentación destinada a desplazar a Larramendi de la conducción cegetista y encaramar en su lugar a un representante del gremio mercantil.

De hecho, las mismas versiones indicaban que sectores políticos vinculados al macrismo estarían auspiciando la movida gremial con la intención de quedar mejor posicionados de cara a obtener un eventual apoyo sindical a sus listas para las legislativas de este año.

Consultadas fuentes del sindicato de comercio, sin embargo, prefirieron no hacer declaraciones sobre la situación.

En guerra

"Estas son cosas que uno se entera y que en general prefiere no contestar. Pero hay veces que no queda otra que salir a responder", señaló ayer Larramendi notablemente molesto con la situación. Y agregó en tono irónico: "este año se va a decir de todo, hasta que Larramandi es travesti".

Así, en la entrevista radial el sindicalista disparó sus dardos contra el dirigente ruralista Jorge Herrera, a quien acusó de fraguar documentación y hasta de falsificar las firmas de otros referentes gremiales para aumentar el apoyo a sus documentos. "A las reuniones que hace van cinco personas y aparecen 15 firmas", disparó.

Así, Larramendi ratificó la existencia de una reunión en la que se habría avanzado en una presentación contra la conducción local de la CGT, a la que reclamarían el incumplimiento de los plazos legales. Según el dirigente, de ese encuentro habría participado Lindoso.

"El delegado del Ministerio de Trabajo no puede participar de una cosa así, no puede estar en una interna gremial. Se tiene que ir", disparó el sindicalista.

"Nuestra relación siempre fue normal. Pero si no cumple bien con su trabajo se tiene que ir", subrayó.

Empleo

Desde la CGT local aseguran que, en general, los efectos de la desaceleración de la economía no afectaron aún al empleo en Pilar. Aunque algunas actividades fueron más golpeadas que otras, el secretario general de la entidad, Oscar Larramandi, calificó a la situación como estable y abogó por que éste sea el "techo" de la crisis.

Comentá la nota