Dura crítica de Calderón a la Argentina

El presidente contrastó las medidas tomadas por México para luchar contra la gripe porcina con las del Gobierno para detener el dengue
CIUDAD DE MEXICO.- En un clima de creciente indignación por las medidas tomadas en el mundo contra ciudadanos y productos mexicanos, el presidente Felipe Calderón lanzó ayer fuertes críticas a la Argentina al contrastar la respuesta "oportuna" de su país para luchar contra la epidemia de gripe porcina con las medidas tomadas por el gobierno de Cristina Kirchner para combatir el brote de dengue.

"Por ejemplo, se dio el año pasado en la Argentina un virus, una presencia, un brote de dengue muy fuerte. Se habla de miles de personas muertas. Evidentemente que las medidas preventivas, en fin, probablemente ciertas medidas de medición y de prevención, pudieron haber aportado mucho a la humanidad", indicó el mandatario en una visita al estado de Michoacán.

El brote de dengue en la Argentina, uno de los cinco países que suspendieron los vuelos desde y hacia México como medida preventiva por la gripe porcina, comenzó a fines del año pasado y hasta el momento hay cinco muertes y 23.030 casos confirmados por el Gobierno. En tanto, en México se registraron 1112 infectados confirmados por el virus A (H1N1), de los cuales 42 murieron.

Calderón explicó que su país está investigando la totalidad de los casos sospechosos y que eso contribuye a que sea tan alta la cifra de víctimas, sumado al hecho de que Ciudad de México es una de las urbes más pobladas del mundo, con alrededor de 22 millones de habitantes.

"¿Por qué otros países en Africa, en América o en Asia no registran casos? Uno, porque son muy desarrollados y están efectivamente siguiendo medidas preventivas, o tal vez porque no han registrado sus casos", señaló Calderón en su discurso, publicado en el sitio web oficial de la presidencia.

No es la primera vez que un funcionario traza un paralelo entre los brotes de gripe porcina en México y de dengue en la Argentina. El lunes, en un gesto para bajar las tensiones entre ambos gobiernos a raíz de la decisión de la Casa Rosada de extender la suspensión de vuelos, el embajador argentino en México, Jorge Yoma, había dicho que "la Argentina, con más de 60.000 afectados, está más enferma por el dengue que México por la influenza humana".

La tensión entre el gobierno de Cristina Kirchner y el de Calderón se profundizó luego de que México demoró la autorización para que un avión de Aerolíneas Argentinas aterrizara en México para repatriar a 228 turistas argentinos varados en ese país. Ayer, otros 150 argentinos estaban en Ciudad de México aguardando poder regresar a la Argentina (ver aparte).

Además de la Argentina, Calderón criticó a China, que también suspendió los vuelos con México. Pekín puso en cuarentena a 71 mexicanos a pesar de que no habían dado muestras de estar infectados. El contingente regresó ayer a México en un vuelo especial fletado por el gobierno.

Ayer, Calderón recordó que en China, entre 2002 y 2003, el síndrome agudo respiratorio severo (SARS) causó una cifra de muertos que se desconoce. "En esa época la política pública que se usó [en China] fue más bien callar los casos y no decirle al mundo que había un problema, y eso creo que agravó las cosas."

"México está haciendo bien su trabajo con el mundo y actúa con responsabilidad", agregó Calderón, y consideró que la "desinformación" o la "ignorancia" están detrás de las medidas restrictivas dispuestas por distintos países contra productos y ciudadanos mexicanos. "No es justo y no sirve de nada poner medidas discriminatorias a los mexicanos, algo que parece un extremo", expresó.

En tanto, ayer se informó de nuevos casos de gripe porcina en el mundo. En México, el número de enfermos aumentó a 1070 y los muertos, a 42. Además, con un primer caso en Suecia y otro en Polonia, el virus alcanza ahora a 1893 personas en 24 países, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por otra parte, tras más de una semana de emergencia sanitaria, Ciudad de México comenzó lentamente a retornar a la normalidad con la reapertura de restaurantes y cafés.

Comentá la nota