Dura acusación de la UCR por el estado del Puerto: “Lo están convirtiendo en un Chernóbil”

Dura acusación de la UCR por el estado del Puerto: “Lo están convirtiendo en un Chernóbil”

Hay más de 50 embarcaciones hundidas que contaminan con amoníaco, plásticos y aceite. Un proyecto elevado por Vilma Baragiola para impulsar un plan de liberación de muelles para recuperar espacio expone el “total estado de abandono” y la “montaña de chatarra” que se creó en el Puerto de Mar del Plata.

La Unión Cívica Radical solicitó al Consorcio Regional del Puerto de Mar del Plata y a Prefectura Naval Argentina la puesta en marcha de un plan de liberación de muelles para recuperar espacio en la terminal portuaria local, dejando en evidencia el “total estado de abandono desde hace 3000 días” en algunos sectores y planteando una dura comparación: “Están convirtiendo al Puerto en un Chernóbil”.

El proyecto fue presentado por la concejal y ex precandidata a intendente Vilma Baragiola, quien manifestó que en el Puerto se ha formado “una montaña de chatarra” y planteó que “una importante inversión destinada al puerto local no pudo llevarse a cabo por falta de espacio”, en sintonía con un informe técnico que demuestra que “la cantidad de barcos inactivos abandonados no sólo obstruye la pesca, sino que también está incrementando peligrosamente la contaminación del agua y de la playa”.

Baragiola apuntó que la inversión antes mencionada se paralizó en realidad porque faltaban regularizar algunos permisos, pero enseguida recordó que luego el Consejo General Pesquero decidió detener estas acciones para realizar una licitación, que resultó desierta. Se había proyectado una terminal multipropósito de ultramar, pero no hubo interesados.

“Un informe técnico más preciso expone que no es que falten muelles, sino que los espacios clave se encuentran ocupados por barcos inactivos desde hace más de 10 años”, planteó la concejal del radicalismo en el expediente que elevó días atrás, en el que consta la presencia de más de 50 embarcaciones hundidas o semihundidas que se apilan en el espigón, y “deben ser corridas cada vez que los activos necesitan salir a pescar”.

A pedido de la empresa Terminal de Contenedores 2, un equipo de investigadores de la Universidad Tecnológica Nacional realizó la tarea de registrar el movimiento de la flota en los muelles, y lo hizo durante varias semanas entre mayo, junio y julio. Los resultados fueron sorprendentes: muchísimo espacio que sería necesario para el desarrollo portuario es ocupado por barcos que hace años que no pueden navegar, pero cuyos permisos de pesca aún permanecen vigentes.

Los resultados obtenidos fueron que el puerto “no está colapsado sino obstruido”, por eso “no tiene futuro”, señaló Baragiola, quien replicó del informe que “hay un abandono desde hace 3.000 días” y agregó: “Están convirtiendo el puerto en un Chernóbil. Esos barcos sueltan amoníaco que está prohibido, Además de plástico, aceite, etcétera”.

El proyecto de su autoría apunta concretamente a que el Concejo Deliberante solicite al Consorcio Portuario y a Prefectura Naval Argentina un plan de liberación de muelles para recuperar este espacio dado a su “total estado de abandono”, previo a las tareas de remoción de sedimentos de la zona destinada al amarre de buques portacontenedores, ya que de “las mismas embarcaciones se desprenden sustancias contaminantes”.

Asimismo solicita que se informe si se ha intervenido en la fiscalización de dichas tareas la Prefectura Naval Argentina, que por ley 18.398 es el organismo que entiende “en lo relativo a las normas que se adopten tendientes a prohibir la contaminación de las aguas fluviales, lacustres y marítimas, por hidrocarburos u otras sustancias nocivas o peligrosas y verificar su cumplimento”.

Coment� la nota