Duhalde: 'es una verdad a gritos que Cristina K no toma las decisiones'

El ex presidente Eduardo Duhalde sostuvo hoy que "hay que prepararse para el post kirchnerismo o post crisis" y aseguró que "es una verdad a gritos" que la jefa de Estado, Cristina Fernández, "no" toma las decisiones en el Gobierno.
"Por supuesto que hay que prepararse para el post kirchnerismo o post crisis", afirmó Duhalde, quien consultado si el ex mandatario Néstor Kirchner "ya fue", contestó: "No me animo a decir 'fue'; es todavía, (ya que) está omnipresente en todas las decisiones que se toman" en el Poder Ejecutivo.

Además, consideró que "no se menciona" a Cristina Fernández en este gobierno "porque las decisiones evidentemente no son tomadas por ella, es una verdad a gritos", lo que definió como "lamentable".

Duhalde amplió que dicha certeza la obtuvo "conversando con los funcionarios de alto nivel" quienes "saben que es así" y que la jefa de Estado, supuestamente, acataría las iniciativas del ex presidente Néstor Kirchner.

El ex gobernador bonaerense sentenció que "es una excepción que personas que no han gobernado, tengan la posibilidad de hacerlo bien", en alusión a la falta de experiencia ejecutiva de Cristina Kirchner.

Por otra parte, afirmó que "el dólar debe fluctuar libremente, su cotización debería ser de 4,40 (pesos)", en lugar de ser contenido por el Banco Central, quien lo mantiene, con la venta de reservas, a 3,45 pesos, según el cierre del viernes.

Respecto de la oposición, Duhalde sostuvo que Felipe Solá y Francisco de Narváez, a quienes dijo "apreciar mucho", "son hombres inteligentes" y por tanto "van a terminar convergiendo" en un frente común contra el oficialismo.

Recordó que "queda todavía un largo trecho, tres años de este gobierno" pero "hay que ver si somos capaces de trabajar para la post crisis o post kirchnerismo" que sobrevendría.

"Hay que prepararse para una nueva etapa, en la que es imprescindible que toda la estructura productiva se cuide, ya que es la que nos va a sacar, como nos sacó en el 2002" cuando asumió el poder, indicó.

En el plano personal, diferenció que el ex presidente Carlos Menem era "cálido" con las personas, mientras que Kirchner "no es un hombre al que le interesa que lo quieran, sino que lo respeten o que le teman".

En otro plano, criticó "el crecimiento a partir de la permanente denuncia, que en un porcentaje muy alto no son ciertas" que llevaría a cabo la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió.

"Claro que construye algo de poder (Carrió), pero no sirve para el futuro de la Argentina", cuestionó.

Comentá la nota