Duhalde y su nuevo pacto de la Moncloa

Duhalde y su nuevo pacto de la Moncloa
El ex presidente Eduardo Duhalde presentó ayer ante empresarios e inversores de los Estados Unidos su plan para alcanzar un acuerdo estratégico sobre políticas públicas entre distintas fuerzas y expresó su deseo de que se concrete "un gobierno patriótico de unidad nacional".
Duhalde fue uno de los oradores principales en el Consejo de las Américas, en Nueva York, junto al senador oficialista Daniel Filmus y el ex jefe de gabinete de origen radical, Rodolfo Terragno, que presentó su "Plan 10/16", con propuestas de largo plazo para consensuar entre los partidos políticos.

Según explicó el ex presidente, "la idea no es mezclar dirigentes de un partido con otro, sino que lleguemos juntos con seis, siete u ocho temas acordados,

que queden al resguardo de la campaña política", dijo ante unos 50 empresarios

y banqueros de primer nivel que asistieron al evento.

De esta manera, volvió a defender el bipartidismo en el ámbito nacional para evitar una nueva confluencia entre radicales y peronistas que motivó experiencias fallidas como la Concertación Plural, que acompañó a Cristina Kirchner en 2007.

"Acaricio la idea de un gobierno patriótico de unidad nacional", enfatizó Duhalde, que ya dialogó con referentes de todos los sectores políticos para tratar de sumar adhesiones a este proyecto que, según destacó, tiene similitudes con el Pacto de la Moncloa celebrado en España después de la dictadura franquista en 1977.

Por su parte, Terragno indicó que con Duhalde "hemos comprobado que hay una voluntad expresa de todas las fuerzas políticas para lograr un acuerdo y queremos que ese acuerdo sea explícito, escrito y firmado, como un compromiso ante la opinión publica".

El vicepresidente Julio Cobos es uno de los referentes locales que mayor interés mostró por esta alternativa e incluso convocó a formar un "gran consenso nacional", tendiente a fijar políticas comunes sobre cuestiones básicas que se respeten más allá de quien gane los próximos comicios presidenciales.

Comentá la nota