Duhalde se lanza y dice que va por Kirchner

Por Gustavo Sylvestre

"Si, voy a ser candidato". Sin vueltas, firme, indicando que llegó el momento de "jugar fuerte", el ex Presidente Eduardo Duhalde lanzó ayer su candidatura presidencial, agregando que jugará en la interna del PJ, contra quien se presente.

"No hay tiempo que perder" se entusiasma en privado, indicando que el próximo año será movilizante y que recorrerá nuevamente todo el país, aunque haciendo base en la provincia de Buenos Aires.

"Tendremos un armado diferente, con los partidos vecinales, con redes sociales, vamos a formar un batallón imparable", agrega mientras afirma en forma tajante: "En política el que mando soy yo y, pese a la opinión de Chiche, seré candidato", en alusión a los recientes dichos de su esposa en el sentido de que si Reutemann jugaba, él se bajaba. Pero dice que "no existe esa posibilidad".

Ahora sí, la interna del Partido Justicialista se pone caliente, porque al anuncio de Duhalde hay que sumarle la decisión ya tomada, anunciada en esta columna la semana pasada, de que el ganador en la reciente elección en la provincia de Buenos Aires, Francisco de Narváez, también marcha a competir en la interna del Justicialismo para ser candidato a presidente.

Además, Reutemann ha mandado a decir en privado que sigue en carrera y que "nadie le manejará los tiempos de su candidatura". El Lole cree que falta tiempo y que recién en el 2011 estará en condiciones de lanzarse. Sobre el tema de las candidaturas dialogó en los últimos días con Francisco De Narváez y han quedado en seguir haciéndolo. Daría la impresión de que ha nacido entre ambos una corriente de simpatía política que podría terminar en una formula compartida.

¿Que hará Kirchner? ¿Se presentará en la interna? "Perderá por abandono" adelanta Duhalde, quien señala que será tan importante lo que va a armar que a Kirchner no le quedará más remedio que bajarse de la candidatura presidencial.

¿Será Scioli el tercer hombre del que habla el kirchnerismo para enfrentar el 2011? No se descarta, al tiempo que algunos kirchneristas de la primera hora deslizan la posibilidad de que Kirchner juegue la candidatura a gobernador en la provincia de Buenos Aires. "Hay que seguir su actividad parlamentaria, si empuja un proyecto propio de coparticipación federal, que le asegure fondos a la provincia, será una clave para la posibilidad de esa candidatura", agrega la fuente.

Duhalde cree que la Argentina no puede perder más tiempo. Impulsará un programa

productivo "basado en el desarrollismo, en las ideas de Frondizi" y en un "Acuerdo Patriótico" sobre cinco o seis puntos fundamentales para los próximos años en el país. El primero: el de la Inseguridad.

"Nunca más alianzas raras en el gobierno. Hay que ir al fortalecimiento de los partidos políticos, sobre todo el peronismo y el radicalismo y hay que alejar el fantasma de que los radicales no pueden gobernar. En este punto el peronismo deberá aprender a ser oposición", dice Duhalde. Al respecto el presidente del radicalismo, el senador Sanz, agrega irónico: "será revolucionario que Duhalde sea el garante de un gobierno radical, sin sobresaltos producidos por el peronismo en la oposición".

Mientras Julio Cobos continúa preparando su candidatura por el radicalismo y busca que Binner lo acompañe en la formula como una forma de mantener el Acuerdo Cívico y Social, que le quite fuerza a Carrió, con quien mantiene posturas irreconciliables, la interna del Justicialismo va tomando cuerpo, y todo parece indicar, será de peso pesados.

Comentá la nota