Duhalde insistió en que hace falta un acuerdo patriótico

El ex presidente dijo en EE.UU. que la crisis ya genera inquietud entre los inversores.
WASHINGTON.- El ex presidente Eduardo Duhalde aseguró que el gobierno argentino actúa "de manera irresponsable" en la crisis institucional por el uso de las reservas; culpó especialmente al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, "por haber sembrado en el mundo" la idea de que ese dinero "lo maneja la Casa Rosada" y pidió un llamamiento "patriótico" para superar una situación que -dijo- "se está volviendo en contra del país".

En un diálogo telefónico con LA NACION desde Miami, donde se reunió en un desayuno a puertas cerradas con empresarios que mantienen inversiones en la Argentina, Duhalde sostuvo que, a estas alturas, "es una locura" dejar que la solución de la crisis pase por la vía de la Justicia "porque eso sería muy lento" o por el Congreso, "donde la situación parece atascada".

El ex presidente insistió en la necesidad de "un acuerdo patriótico" entre Gobierno y oposición para salir de un atolladero que -dijo - "ya está afectando al país y generando inquietud" entre empresarios extranjeros con inversiones en el país.

"Yo no digo que la situación se parezca ahora al momento en que yo asumí [en enero de 2002, en plena crisis del «corralito»], pero es una situación grave", dijo el ex presidente, que fue invitado a Miami por el Consejo de las Américas.

El ex jefe del PJ recomendó a la presidenta Kirchner que "en vez de mirar como enemigos a los que piensan distinto, llame a los jefes de bancada y discuta varias horas para buscar un consenso en el Congreso".

-¿Qué es lo peor de esto?

-La sensación de crisis institucional. Desde afuera, y yo llevo diez días fuera del país, resulta obvia la necesidad de poner prudencia y equilibrio, porque el tema se está desmadrando y puede generar problemas graves.

-¿Cuáles?

-Que nos embarguen todas las reservas, incluidas las que están en Suiza. Porque, en la medida en que la justicia de otros países interprete que la autonomía del Banco Central no existe, eso es una posibilidad cierta. En ese sentido, el jefe de Gabinete [Aníbal Fernández] ha hecho un flaco favor al país cuando dijo alegremente que las reservas las creó [la presidenta Cristina] Kirchner y sembró, así, en el mundo la idea de que el Banco Central es una oficina del Gobierno.

-¿Se puede resolver esto en la vía judicial?

-No, solamente allí, no, porque iría muy lento. Tampoco solamente en el Congreso, salvo que se opere allí con todo el respaldo institucional y político. Pero la verdad es que ahora no hay pasos concretos y en el Parlamento también estamos atrancados. Yo por eso pido un acuerdo patriótico y con grandeza, como cuando asumí en la Presidencia.

-¿Es la misma situación que en enero de 2002?

-No. Pero es una situación grave. La Presidenta se equivocó al adoptar medidas generadoras de inseguridad jurídica, como el Fondo del Bicentenario. Lo que ocurrió en la Argentina aquí se considera un avasallamiento muy grave a la constitucionalidad. Y para salir de esto hace falta patriotismo y grandeza. El Gobierno tendría que actuar responsablemente y convocar a una mesa de consenso. Tiene la oportunidad de demostrar que no es obcecado y poner una cuota de responsabilidad.

-¿Por qué afirma usted que el Fondo del Bicentenario genera inseguridad jurídica?

-Porque con esa creación es el propio Gobierno el que afirma que las reservas no son del Banco Central, sino que las maneja la Casa Rosada. Es más o menos lo mismo que hicieron antes con los fondos de Santa Cruz, sobre los que dijeron «esta plata es mía y la manejo como quiero». Y eso, no es así.

Comentá la nota