DUHALDE DICE QUE KIRCHNER REHUSO ACELERAR JUICIOS A REPRESORES PORQUE FUE PROYECTO DE LA OPOSICION

El ex presidente Eduardo Duhalde acusó a los sucesivos Gobiernos del matrimonio Kirchner- Fernández de haber contribuido a demorar los juicios contra algunos represores de la dictadura militar, que en muchos casos superan el límite procesal de pasar tres años preso sin condena.
"Estamos frente a la administración más incompetente que yo haya visto. Ni siquiera lo hacen bien con el tema de los crímenes de lesa humanidad, un tema que el Gobierno impulsó" al promover la anulación de los indultos y de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, disparó el ex mandatario.

En una entrevista publicada hoy por el diario "Crítica", Duhalde afirmó que "hace años alerté respecto de que no se iba a terminar con los juicios si no se modificaban las normas procesales", para agilizar los procesos y evitar las demoras.

Y lamentó que las normas procesales "no se cambiaron porque fue gente de otro partido la que presentó un proyecto de ley".

"El entonces ministro de Justicia Alberto Iribarne estaba de acuerdo con ese proyecto, pero no podía hablar con el Presidente", reveló el ex mandatario, quien también tuvo a Iribarne como titular de aquella cartera.

Con estas declaraciones Duhalde tercia en la polémica pública por las demoras existentes en los juicios a represores de la dictadura militar y las acusaciones cruzadas entre la Presidencia, el Poder Judicial y el Poder Legislativo.

El debate se disparó a partir del fallo de la Sala II de la Cámara de Casación Penal que la semana pasada ordenó poner fin a las prisiones preventivas de los ex represores de la Armada Jorge "Tigre" Acosta y Alfredo Astiz, más otros 18 represores, que llevan varios años con prisión preventiva.

Esa decisión generó un repudio generalizado en los organismos defensores de los Derechos Humanos y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner la calificó de "vergüenza nacional", pero el juez de la Corte Suprema, Carlos Fayt, responsabilizó al Congreso porque "no cambiaron las leyes procesales".

El secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, anunció que pediría el jury de enjuiciamiento político de los camaristas de la Sala II de Casación y denunció que en la Justicia "sigue habiendo elementos que cojmparten la ideología represiva y que favorecen a los genocidas".

Luego de ello, el fiscal Raúl Plee solicitó la suspensión de las excarcelaciones, con miras a la presentación un recurso extraordinario, y la Cámara de Casación penal hizo lugar a esa medida.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Magistrados, el camarista Ricardo Recondo, salió en defensa de sus pares de Casación al afirmar que "no se puede juzgar a un juez por el contenido de una sentencia que cumple la ley está perfectamente fundada".

Comentá la nota