Duhalde desafió a Reutemann a que compita en las internas con él

Eduardo Duhalde replicó las críticas que le formularon los diputados peronistas disidentes Felipe Solá y Francisco de Narváez.
El ex presidente Eduardo Duhalde advirtió ayer que si el senador santafesino Carlos Reutemann finalmente decide lanzar su candidatura presidencial para el 2011, deberá competir con él en internas partidarias, ya que no bajará su propia postulación.

Duhalde afirmó que "tendrá que competir conmigo" Reutemann para ser presidente de la Argentina y aclaró que resultó sólo "un deseo de Chiche", su esposa la senadora Hilda Duhalde, que decline su postulación, si es que la confirmaba el ex corredor de Fórmula 1.

En declaraciones a Radio 10, Duhalde llamó "gobierno faccioso" al de los Kirchner, y que siente la "obligación" de volver a la política por la "gravedad inusitada" de las "peleas" del gobierno, con sectores de la sociedad.

Aseguró que "es el deseo de mi familia" que decline su postulación, si se presentaba Reutemann, ya que "no la pasó bien en mi presidencia; nosotros hemos sufrido el poder más que gozarlo".

"Una de mis hijas, que interpreta al resto de la familia, me dice: «Papá, ¡otra vez sopa!»", comentó.

Duhalde también comparó su situación con la de su probable competidor, al declarar que "en Santa Fe no hay mayores problemas, es Reutemann o el socialismo; distinto es en la provincia de Buenos Aires, donde está el cuartel general de (Néstor) Kirchner" y por ello "tiene todavía un respaldo notable" el santacruceño.

"Por lo tanto el compromiso mío es distinto que el de Reutemann", consideró el dos veces gobernador bonaerense y ex presidente.

Respecto de su estrategia proselitista, anunció que "voy a estar hasta abril trabajando simplemente en el Gran Buenos Aires, para conformar 2000, 2500 pequeñas agrupaciones, que es la forma que he decidido utilizar para competir".

"La gran agrupación puede ser cooptada por esta estrate gia permanente de Kirchner de comprar, pero una cantidad tan grande de agrupaciones gremiales, políticas, juveniles, profesionales, de artistas, es un poco mas difícil", explicó.

También reiteró la necesidad de "un gobierno patriótico de unidad nacional para que éste sea el último gobierno faccioso, que se plante como para resolver solo los problemas, lo cual es un gravísimo error".

"Los liderazgos basados en el dinero tienen rasgos de omnipotencia, de «esto lo arreglo yo solo», y no estamos en condiciones de arreglar las cosas solos", sostuvo el ex presidente en declaraciones radiales.

Sobre sus metas, indicó que "el objetivo final es llegar con pactos muy firmes, no pactos light" y advirtió que "mucha gente se puede sentir molesta" con esos acuerdos.

"Como decía Perón, «no se pueden hacer tortillas sin romper huevos». Hay sectores gremiales o empresariales que pueden no estar de acuerdo con lo que necesitamos los argentinos para salir de la crisis", advirtió.

Duhalde, por otra parte, justificó su decisión de regresar al primer plano político luego de años de bajo perfil y de haberse dedicado a su rol de secretario en el Mercosur.

"Mi compromiso era no participar, y cuando el gobierno de Kirchner empezó a andar bien dije «macanudo», ahí anuncié «no me meto más en política» y me dediqué a la construcción de la comunidad sudamericana, muy entusiasmado", apuntó.

"Pero ahora pasó algo muy duro, porque el gobierno está haciendo perder años preciosos por pelearse con todos, con el campo, los medios, la iglesia, y ahora el poder judicial. Todo esto es de una gravedad inusitada y me obliga a volver, a participar nuevamente", justificó.

En resumen, afirmó: "No me quiero ir de este mundo viendo que este país, el de más posibilidades o potencialidad de Sudamérica, está en este plano descendente".

Por otra parte, replicó a sus posibles competidores, los diputados peronistas disidentes Felipe Solá y Francisco de Narváez, quienes cuestionaron su candidatura.

"Ellos ya se lanzaron antes, entonces son declaraciones que no tienen en cuenta lo que han hecho ellos. Y lo que no pueden hacer Felipe o De Narváez es reorganizar una fuerza en todo el país, eso sólo lo puedo hacer yo", aseguró.

Además, minimizó las chances electorales de los dos bonaerenses, al estimar que, en la carrera electoral, "seguramente el conglomerado radical, socialista y de la Coalición (Cívica) van a ser los rivales de mayor fuste".

Por último, le pidió a Kirchner "que trate por Dios de cambiar; no se pueden pasar dos años más con este tipo de peleas".

Además, le dijo que "no se puede mirar para otro lado con los temas de la inseguridad, no decir que es un tema de la provincia o de la Capital (Federal), es un tema nacional".

Duhalde, en otro orden, sostuvo: "En pocos años podemos a pisarle los talones a Brasil, y no necesitamos grandes estadistas, necesitamos políticas de Estado y comprometernos a seguirlas por 10, 15 o 20 años".

Comentá la nota