Duhalde contiene las broncas peronistas de De Narváez

Eduardo Duhalde ya no esconde su indignación ante las jugadas electorales de Francisco De Narváez. Prefiere no hablar públicamente para no complicar aún más el escenario de candidatos, pero entre sus íntimos reconoce que los manejos del primer candidato de Unión PRO generaron la bronca de los diferentes sectores del peronismo.
Es que esta semana varios candidatos distritales que iban a participar de estas elecciones legislativas en el espacio de De Narváez se sorprendieron al enterarse que sus listas distritales nunca fueron presentadas en la justicia electoral por los apoderados de Unión PRO.

La polémica puertas adentro por las colectoras generó tironeos y un manejo poco claro de las listas que derivó en la furia de los candidatos.

"Nos engañaron", aseveran los dirigentes, quienes advierten una exclusión del peronismo que ya no tendría sello ni duhaldista ni felipista. Las bases están que trinan y nuevamente Duhalde debe analizar el escenario para reacomodar las fichas después del 29 de junio.

Según indicaron las fuentes, algunas colectoras de San Fernando, Tres de Febrero, San Martín, y General Las Heras nunca habrían sido presentadas, por ende, tampoco aprobadas por la Justicia Electoral.

Tal es así que el candidato rural José Bustingorri de Saladillo no participará de estos comicios porque su lista no fue presentada, aseguran fuentes del sector.

De esta manera, los candidatos a senadores de la 7ma quedó conformada por Ricardo Pagola (Bolívar), Julián Abad y Silli Cura (Olavarría), y el primer candidato suplente es Sergio Giordano (Saladillo).

Un dato que surgió del propio espacio de Unión PRO es que solamente en la 3ra sección electoral se cayeron 15 nóminas, las cuales habían sido supuestamente presentadas en el cierre de listas.

Con una interna que aún no tiene fin, Duhalde volverá al ruedo. Ya se corrió del acuerdo electoral del macrismo con el denarvaísmo y piensa en planes rápidamente para contener al peronismo furioso.

Hasta su esposa, Hilda "Chiche" Duhalde habría retirado su apoyo a De Narváez, luego de que la senadora participara activamente en la campaña del empresario, pero al momento de las definiciones no tuvo lugar para colocar a sus candidatas en las listas por los distritos del Conurbano bonaerense.

El ex presidente sabe que tiene una tarea complicada. Volver a enamorar a los peronistas desencantados con Néstor Kirchner y De Narváez. Organizar el PJ y librar la batalla en la provincia de Buenos Aires.

Comentá la nota