Duhalde avanza con pintadas en la Costa Atlántica y el Conurbano

Duhalde avanza con pintadas en la Costa Atlántica y el Conurbano
Mientras el matrimonio presidencial descansa y escapa del calor refugiándose en la gélida residencia que tienen en El Calafate, Eduardo Duhalde puso en marcha su oxidada maquinaria de campaña bajo los fuertes rayos del sol de enero. Parte de la parafernalia del ex presidente se pudo ver en las pintadas con la leyenda "Duhalde presidente", con las que se decoraron paredes y calles de la Costa Atlántica y del Conurbano bonaerense.
Algunos de los grupos que se dedicaron a hacer pintadas a favor del kirchnerismo en las últimas elecciones ahora están al servicio del viejo caudillo que está volviendo al ruedo. La veraniega estrategia de campaña es a la vieja usanza: el puerta a puerta, la utilización de punteros, reuniones con grupos reducidos, pintadas y pegatinas. Más adelante, llegará el tiempo para los actos y el choripán.

Así comenzó el año, primereando en las paredes. Duhalde sabe que su primera misión será la de ganar la interna del Partido Justicialista. "Vamos a hacer una campaña bien peronista, esa es la consigna", adelantó a PERFIL un viejo y experimentado dirigente todoterreno que ya recibió instrucciones de "buscar y sumar" a los desencantados punteros del kirchnerismo. San Martín, Morón, La Matanza, San Miguel y Tres de Febrero son los partidos en los que más movimiento hubo en los últimos días. La popular Mar del Plata fue el paisaje elegido por el duhaldismo para sorprender a los que salieron de vacaciones.

Este verano, Duhalde no tendrá una tranquila estadía en Pinamar. El prematuro candidato recorrerá toda la costa atlántica y, como en las viejas épocas, ya armó el "duhaldemóvil". Desde hace dos semanas, los militantes del ex presidente se encuentran repartiendo folletos y remeras con la consigna "Duhalde presidente" en el centro de Mar del Plata. "Tenemos que decidir si nos quedamos peleando, mirando el pasado, o si avanzamos a la Argentina del siglo XXI", se lee en uno de los folletos que se están entregando en la rambla de La Feliz. Otra de las frases seleccionadas por los marketineros es más dramática: "Mi error histórico fue elegir a Kirchner".

El titular de las 62 Organizaciones y líder sindical de los peones rurales, Jerónimo "Momo" Venegas, fue el primero en mover a su tropa para pintar paredes. Y ahora prepara una pegatina en la desolada y calurosa Ciudad de Buenos Aires. Luis Barrionuevo es el otro sindicalista que ya sacó a sus muchachos a la calle.

Comentá la nota