Duermen en un hospital para poder conseguir los turnos

La situación se da en el Larraín, de Berisso, donde la gente espera de madrugada
Para poder conseguir turnos en los consultorios externos, los pacientes que concurren al Hospital Larraín de Berisso deben hacer colas frente al establecimiento desde las 3 de la mañana. Ese fue el caso de Alejandra Bianchi que ayer desde muy temprano y pese al frío, decidió esperar varias horas para conseguir atención médica para ella y su padre: "este lugar es de excelencia y los profesionales son de primer nivel, sólo tendrían que estudiar otra forma para dar los turnos", expresó la mujer. En el centro asistencial se informó que en poco tiempo se habilitará una central para otorgar turnos en forma más ágil.

Los pacientes consultados coincidieron en que la atención de los profesionales "es muy buena, los especialistas están muy capacitados, además hay aparatología como para hacer diagnósticos enseguida, pero cuesta mucho conseguir los turnos para acceder a los médicos y en ocasiones pasa tanto tiempo que ya no sirven los análisis que te hayas hecho", agregó Bianchi.

A pesar de su espera, la mujer afirmó que no pudo conseguir el turno que necesitaba para hacerse una colposcopía. Su padre, de 75 años, sí fue atendido aunque no por su médico de cabecera porque no consiguió turno.

Para muchos el problema no es nuevo y hasta recuerdan la época en la que los empleados del hospital les daban matecocido con leche para mitigar la espera. "En este lugar hay aparatos de última tecnología que muchas clínicas privadas no tienen, ahora habría que organizar la forma de distribuir los turnos para que no haya que pasar la noche entera haciendo colas", contó Elvira Cuenca, vecina del barrio Obrero.

Con la incorporación de un mamógrafo y los adelantos conseguidos para la sala de Pediatría, crecieron también las consultas en el Larraín.

Hace unos días se anunció que en poco tiempo más se podrán realizar tomografías y ya se está adaptando el lugar físico en el que va a funcionar el aparato. "Así como se mejora en infraestructura queremos que se estudie la manera para no perder tanto tiempo cuando necesitamos pedir un turno", remarcó Oscar Pérez, jubilado domiciliado en Berisso.

Mario Aued, director del hospital Larraín, informó que se está trabajando con el Ministerio de Salud para instalar una central -computadora- que otorgue turnos entre las 7:30 y las 20. "No me consta que las personas vayan tan temprano, además todas las especialidades -pediatría, ortopedia, otorrinología o tocoginecología- dan turnos sin límite. Sólo hay inconvenientes con oftalmología porque hay un profesional con carpeta y el otro está atendiendo a todos los que puede", señaló el profesional.

Comentá la nota